Seleccionar página

La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso que afecta al cerebro y la médula espinal. El resultado es un daño de los nervios que transmiten la información desde y hasta el cerebro.

perdida vision esclerosis 2

En el caso del nervio óptico, lo que provoca es una neuropatía óptica que hace que los pacientes con esclerosis múltiple acaben perdiendo la visión, pero como muestra un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de California, en San Francisco, la administración de fumarato de clemastina, un antihistamínico ya comercializado para tratar alergias, puede revertir el daño causado, posibilitando que los pacientes recuperen parcialmente la visión.

El estudio fue llevado a cabo con la participación de 50 pacientes diagnosticados con esclerosis múltiple y con una edad promedio de 40 años. El tiempo medio de evolución de la enfermedad se estableció en cinco años, y todos los participantes presentaban discapacidad leve y signos de neuropatía óptica crónica estable.

Durante los primeros tres meses de estudio, la mitad de los pacientes fueron tratados con el antihistamínico y la otra mitad con placebo. Concretamente, el tratamiento con fumarato de clemastina se asoció con una disminución media de casi dos milisegundos en el retraso de la transmisión de las señales visuales.

Los especialistas indicaron que aunque la mejora en la visión es modesta, el estudio es prometedor porque es la primera vez que un fármaco muestra que es posible revertir el daño causado por la esclerosis múltiple.