Seleccionar página

Con la llegada del buen tiempo son muchas las actividades que se realizan al aire libre y la escalada es una de ellas. Nuestra geografía nos ofrece numerosas posibilidades y ubicaciones para practicar este deporte que requiere fuerza y habilidad.

rocodromo 1

Pero si nunca has practicado escalada, quizá lo que te convenga es la escalada en interior, en rocódromos cubiertos, la cual ofrece una serie de ventajas que la convierten en un deporte muy interesante para mantenerse en forma de manera segura y controlada.

La utilización de muros artificiales ofrece garantías de adherencia y no existe el riesgo de dejar una falange del dedo bloqueada en un agujero durante una caída.

La escalada ofrece beneficios muy interesantes a nivel de fuerza y control corporal pero algunos riesgos en cuanto a seguridad. Con la escalada en rocódromo se minimizan los riesgos.

El uso de cuerdas de seguridad en todo momento, compartir el espacio con muchos escaladores, descartar los problemas del clima y la irregularidad de la roca natural permite a los aficionados con poca experiencia una práctica muy satisfactoria.

Como consejo genérico, es recomendable que si te gusta este tipo de deportes, seas especialmente riguroso con los estiramientos, tanto antes como después de la actividad. El cuerpo se somete a una tensión muscular tan alta que si no lo haces, hay riesgo de falta de elasticidad y contracturas.