Seleccionar página

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) declaró ayer inconstitucional la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, aprobada en marzo por la Asamblea Nacional (Congreso unicameral), con mayoría opositora.

supremo

El TSJ dijo en su fallo que declaraba “la inconstitucionalidad de la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, sancionada por la Asamblea Nacional, en sesión ordinaria del 29 de marzo de 2016″.

Indicó que el 7 de abril pasado, el presidente Nicolás Maduro pidió a la Sala Constitucional una opinión sobre la Ley de Amnistía y que una vez realizado el estudio, se declaró inconstitucional.

Según el TSJ, la ley sancionada “constituye una grave afrenta a las luchas por la verdad y la justicia emprendidas por las víctimas y familiares de las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas en los últimos tres lustros”.

“Este Proyecto de Ley impediría jurídicamente que se investigue y determine la verdad sobre los hechos sucedidos”, argumentó.

Añadió que impediría igualmente la sanción debida a las personas responsables “de estas violaciones a los derechos humanos, y finalmente imposibilitaría que se lograra una reparación para todas las víctimas”.

La ley busca la liberación de dirigentes opositores presos, entre ellos Leopoldo López, condenado a casi 14 años por las protestas contra el gobierno en 2014, que dejaron 43 muertos, y el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma.

Maduro acusa a López de ser responsable de las víctimas, una posición que cuenta con el apoyo de los mandos militares y el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, quien calificó a la ley de “adefesio jurídico”.

La amnistía recibió el apoyo del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien la consideró una legislación necesaria para la reconciliación.

La decisión del TSJ se añadió a la serie de episodios de confrontación entre los poderes Ejecutivo y Legislativo del país.

El presidente Maduro ha rechazado todas las leyes aprobadas en la Asamblea, con el aval del TSJ, aunque la Asamblea Nacional (AN) tiene posibilidad de sancionarla como un mandato legislativo.

La Sala Constitucional del TSJ publicó la sentencia dos días después que el presidente Maduro exigiera públicamente una opinión jurídica sobre la ley, que el Ejecutivo rechazó aún antes de su aprobación.

En una concentración oficialista en Caracas, poco antes de que el TSJ difundiera el fallo, Maduro advirtió sobre el peligro a la estabilidad nacional si se aprobaba la iniciativa.

“De ser aprobada, esta ley abriría los caminos a una violencia generalizada”, dijo Maduro en un acto por los 14 años del intento golpista contra el fallecido mandatario Hugo Chávez, en abril de 2002, cuando fue sacado del poder por 48 horas.

(ntx)