Seleccionar página

Las fuerzas de seguridad de Israel dan un trato abusivo a niños palestinos que detiene en Cisjordania, lo que a menudo incluye golpizas y tratos que causarían traumas incluso a adultos, denunció hoy Human Rights Watch (HRW).

ninos palesti
En un informe emitido este lunes, el organismo de derechos humanos destacó además que la detención de niños palestinos por parte de autoridades de Israel se ha duplicado desde octubre pasado, y que los menores son mantenidos en condiciones inseguras y abusivas.

“Los niños palestinos son tratados de manera que aterrorizaría y traumatizaría a un adulto. Gritos, amenazas y golpizas no son manera de tratar a un niño por parte de la policía, ni de obtener información confiable de su parte”, indicó la directora de HRW para Israel y Palestina, Sari Bashi.

De acuerdo con abogados y defensores de derechos humanos consultados por HRW, las fuerzas de Israel de manera rutinaria interrogan niños sin la presencia de alguno de sus padres, violando el derecho internacional y las leyes locales israelíes que ofrecen protección especial a menores.

Tales protecciones disponen además que el arresto de un niño sólo puede emplearse como un último recurso, y que deben tomarse medidas para garantizar que los niños no sean forzados a confesarse culpables.

En julio de 2015, HRW documentó seis casos de abusos contra niños detenidos por fuerzas de Israel en Jerusalén del Este y en otras partes de los territorios palestinos ocupados en Cisjordania. Como respuesta, Israel negó que los abusos hayan tenido lugar.

Desde entonces, HRW ha documentado tres nuevos casos de abusos físicos de niños bajo custodia y sometidos a prácticas de interrogatorios que violan las normas internacionales.

Abogados defensores expresaron que tales abusos de parte de las fuerzas de Israel en contra de niños palestinos detenidos son “endémicos”, y que esta clase de tratos son especialmente preocupantes debido al aumento del número de menores bajo custodia.

Estos abusos suceden en el marco de un escalamiento de tensiones en Cisjordania y Gaza, que ha causado desde octubre la muerte de 172 palestinos y 24 ciudadanos de Israel, de acuerdo con cifras de la ONU.

HRW refirió casos de niños sujetos a fuerza innecesaria durante su arresto, así como el testimonio de menores que aseguraron ser golpeados y pateados en estaciones de policía de Israel, así como sometidos al frío de la madrugada mientras permanecían esposados en sillas.

“El creciente número de ataques contra niños palestinos es preocupante. Fuerzas de seguridad (de Israel) deben obedecer las leyes y tratar a los menores detenidos con la humanidad y dignidad que todos los niños merecen”, asentó Bashi.

(ntx)