Seleccionar página

China es el país más poblado del mundo, pero un megaproyecto habitacional falló.

ciudad fantasma 1

Una obra gigantesca fue construida para albergar a más de un millón de habitantes y allí sólo viven 50 mil personas. Se trata de Kangbashi, la ciudad fantasma más grande del país asiático.

La construcción de este proyecto, a unos 23 kilómetros de Dongsheng, provincia de Ordos, le costó al gobierno chino más de mil millones de dólares, los cuales fueron invertidos de golpe a principios de 2003 bajo el lema “construyamos primero que se habitará después”.

La provincia de Ordos se convirtió en una de las más prósperas y ricas de China gracias al descubrimiento de yacimientos de carbón y gas natural a principios de siglo, lo que atrajo el interés de la industria y la población. Con los beneficios obtenidos, las autoridades iniciaron la construcción de Kangbashi para descongestionar la capital.

El problema fue la mala planificación en términos de la demanda que iba a haber en un lugar tan aislado, que llevó a este lugar a ser una ciudad fantasma.

ciudad fantasma 3

Por sus abundantes reservas de agua, que escasea en Dongsheng, se calculó que Kangbashi sería una ciudad satélite que captaría residentes capitalinos y de otras regiones de China, que tiene más de 200 millones de migrantes internos.

La diferencia entre los 50 mil habitantes reales y el millón proyectado se debe a un cálculo irracionalmente optimista que dista muchísimo de las grandes avenidas sin gente en Kangbashi.

Pese a esto, aún persiste la idea de los arquitectos de continuar desarrollando este tipo de proyectos inmobiliarios para esta urbe.