Seleccionar página

Bloquear personas de las redes sociales es uno de los “problemas” más comunes de nuestra generación. Con problema queremos decir que se trata de una decisión difícil de tomar, porque hay que ser honestos, bloquear a una persona es equivalente a erradicarla por completo de tu vida o una parte de ella.

bloquear redes sociales 3

¿Pero qué pasa cuando el “bloqueado” eres tú? La sensación es una de las peores porque tienes que buscar respuestas que nadie te dará. Realizas hipótesis del por qué te bloquearon y no dejas de pensar en eso por un buen rato.

El chico o chica que te gusta en la oficina

A todos hay alguien que nos llama la atención en la oficina. Cuando sabemos que tiene Facebook o Twitter, nos damos a la tarea de stalkear sus cuentas y revisar su timeline, pero un buen día, nos podemos topar con el hecho de que ponga candado en la cuenta y ya no supimos qué es lo que postea.

Lo mismo sucede con Whatsapp cuando de la nada desaparece esa persona y ya no puedes ver ni su foto ni su última conexión en el mensajero. Clásico que pedimos un celular prestado para corroborarlo, y así es; estamos bloqueados. Fin de nuestra existencia.

bloquear redes sociales 4

El mejor amigo de la infancia

Ese amigo que conocimos antes de entrar a primaria y fuimos muy unidos hasta la preparatoria, un buen día viene a nuestra mente y creemos que gracias a la magia de las redes sociales lo vamos a encontrar. Ahí vamos, tecleamos su nombre y ¡voilá!, lo encontramos, mandamos invitación y nada. Simplemente, nos bloquea.

La “amiga” ardilla

Política, religión y fútbol son temas en los que nunca habrá un consenso y las redes sociales parecen el mejor mundo para escribir nuestras posturas al respecto, tengamos o no razón. Simplemente, hay quienes pueden que tengan tolerancia y quienes no, pero es válido debatir. El problema se encuentra cuando quien postea simplemente se deja guiar por el “quien no está de acuerdo conmigo, está contra mí”, así que la manera más infantil de solucionarlo es eliminar a todos los que lo confrontan.

El amigo o amiga con derechos

En definitiva, tener un amigo o amiga con derechos en las redes sociales es un gran error. Lo mejor es mantenerlos a raya en estos asuntos, pero si ya lo tenemos, también tenemos que estar conscientes de que un buen día podemos amanecer bloqueados para siempre.

bloquear redes sociales 2

El o la que dice ser diferente a los demás

Todos somos diferentes; sí, eso queda claro. Lo terrible es andar pregonándolo porque luego se cae en actitudes “mainstream”, o peor aún, hacer “ghosting” a gente que muy posiblemente valga la pena en nuestras vidas. Otra actitud bastante infantil.