Seleccionar página

La isla Okunoshima, en Japón, tiene varios lugares de interés histórico, pero su mayor atractivo son los adorables conejos silvestres que deambulan por todos lados, es por eso que es también conocida como “Usaji Jima” (Isla Conejo).

isla conejo

Okunoshima fue muy importante durante la Segunda Guerra Mundial, ya que en la isla se fabricaba el gas venenoso que los japoneses emplearon como arma química en China; la isla dio alojamiento a una fábrica que produjo más de seis kilotones de gas mostaza y gas lacrimógeno.

Al terminar la guerra, la isla fue aislada para asegurarse que era segura para ser habitada, por lo que algunos conejos fueron llevados para probar los efectos que tenían los restos de los gases producidos en ella, y hoy en día son los habitantes estrellas.

Los conejos suelen convivir con los turistas y se acercan en masa a los visitantes buscando algo de comer, sobre todo en los meses más fríos, cuando su fuente de alimentos naturales son escasos.