Seleccionar página

En torno al 85 por ciento de la totalidad de casos de cáncer de pulmón están causados por el tipo carcinoma pulmonar de células no pequeñas, un tipo de tumor cuya supervivencia a los cinco años oscila entre el 50 por ciento en función de la fase de enfermedad en la que se establezca el diagnóstico.

nicotina cigarro

De ahí la importancia del diagnóstico prematuro. En este sentido, investigadores del Instituto Oncológico Dana-Farber/Brigham and Women’s de Boston, desarrolló un test capaz de detectar de forma rápida y precisa la presencia de este tipo de cáncer a partir de una simple muestra de sangre.

Como explican los investigadores, cuando una célula muere, libera fragmentos de ADN al torrente circulatorio, por el que viajan durante un corto período de tiempo. Así, el objetivo de las denominadas “biopsias líquidas” es detectar posibles alteraciones en el ADN liberado en la sangre que indiquen la presencia de un tumor.

En este caso concreto, la presencia de mutaciones específicas en los genes KRAS y EGFR revelarían que el paciente padece un cáncer de pulmón no microcítico.

Concretamente, el estudio fue llevado a cabo con la participación de 180 pacientes con cáncer de pulmón no microcítico, de los cuales, 120 habían sido recientemente diagnosticados del tumor y 60 presentaban una forma del tumor resistente a los tratamientos.

analisis sangre 2

Los investigadores utilizaron una técnica denominada “reacción en cadena de la polimerasa digital en gotitas” para identificar, por un lado, la presencia de mutaciones en KRAS y EGFR; y por otro, una alteración específica en EFGR que indicara que el tumor se había vuelto resistente a los tratamientos. Además de los análisis de sangre necesarios para llevar a cabo la técnica, los autores tomaron biopsias tisulares de los tumores de todos los participantes.

Los resultados de las biopsias líquidas se obtuvieron de forma mucho más rápida que los de sus homónimas tisulares, en solo tres días, pero además, fueron muy precisos y certeros: de hasta un 100 por ciento para las mutaciones en KRAS y EGFR, lo que constata la presencia del tumor; y de un 79 por ciento para la alteración específica en EFGR que indica que el tumor adquirió resistencia a los tratamientos.

Los expertos concluyeron que el test presenta una gran utilidad tanto para el diagnóstico de los nuevos casos de cáncer de pulmón no microcítico como para los pacientes con una recurrencia de la enfermedad. Es rápido, cuantitativo, pues indica la cantidad de ADN tumoral presente en una muestra, y ya puede ser utilizado en la práctica clínica.