Seleccionar página

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, recibió cinco millones de dólares en concepto de sobornos a cambio de facilitar que empresas tuvieran contratos con la estatal Petrobras, dijo hoy un delator de la “Operación Lava Jato”.

Eduardo Cunha brasil
Leonardo Meirelles, quien facilitó por medio de sus empresas operaciones corruptas con varios políticos en el marco de la “Operación Lava Jato”, dijo ante la Comisión de Ética que investiga al presidente de la cámara baja que entregó pruebas a la policía de los pagos ilícitos a Cunha en cuentas bancarias en el exterior.

El líder de la cámara baja es el principal impulsor del proceso de juicio político contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

Cunha, acusado en agosto pasado por la fiscalía general de haber participado en la trama corrupta en torno a la petrolera estatal, habría recibido los cinco millones de dólares a cambio de facilitar un posible negocio de la surcoreana Samsung Heavy Industries con Petrobras.

Tercero en la línea de poder en Brasil, tras la presidenta Rousseff y el vicepresidente Michel Temer, Cunha es investigado desde hace meses y, además de una acción en la cámara baja para deponerlo, su caso también está siendo investigado por el Supremo Tribunal Federal (STF), el único capaz de juzgarle por su fuero privilegiado.

Medio centenar de políticos y un centenar de funcionarios de Petrobras y ejecutivos de grandes empresas constructoras están siendo investigados por su implicación en un fraude que desviaba dinero de Petrobras a través de millonarios contratos sobrefacturados en hasta un 20 por ciento.

La petrolera estatal admitió en abril de 2015 que la sobrefacturación y el pago de sobornos le habría causado un perjuicio de unos dos mil millones de dólares, pero la policía brasileña estima que esta cifra podría aumentar a más de seis mil 300 millones de dólares.

(ntx)