Seleccionar página

Kilos y más kilos de alimentos en buenas condiciones van a parar a la basura cada día, mezclados con todo tipo de residuos. Tirar comida sin echar a perder es un hábito no sólo en grandes cadenas de supermercado y hoteles, sino también en pequeños locales, incluso en nuestros hogares, una mala costumbre que se puede revertir haciendo un esfuerzo, como lo demuestra un restaurante en India.

restaurante indio 3

La propietaria de “Pappadavada”, Minu Pauline, tuvo la idea de colocar en la entrada del establecimiento un refrigerador en el que los clientes pueden dejar todo aquello que no vayan a comer para que pueda ser aprovechado por quien lo necesite.

Pauline contó que tras ver cada noche a numerosas personas buscando algo que llevarse a la boca en su contenedor de basura, en el que había todavía comida en buen estado, decidió hacer algo al respecto.

Gracias a esta idea, sus clientes, los vecinos de la zona y la propia empresaria dejan en esta nevera toda la comida que todavía está en condiciones de ser aprovechada. No se trata de comprar alimentos específicamente para ponerlos allí, sino de no desperdiciar aquellos que ya se adquirió y que no se va a consumir. El único requisito es indicar en qué fecha se dejó cada cosa para evitar que algo se estropee.

restaurante indio 2

Cualquier persona indigente puede abrir el refrigerador y agarrar lo que desee sin pedir permiso previamente, porque está disponible las 24 horas al día, los siete días a la semana.

La iniciativa está teniendo éxito y se calcula que en el “refrigerador solidario” ofrece entre 200 y 300 raciones de comida por jornada. Lo que se deja allí por la mañana suele consumirse antes de que termine el día.

Pauline explicó que “Nanma maram”, como bautizó a la nevera y que significa “árbol de bondad”, cumple un doble objetivo: no sólo se ayuda a quien más lo necesita, sino que también se hace visible la importancia de aprovechar los alimentos.