Seleccionar página

Científicos del Wake Forest Baptist Medical Centre lograron imprimir en 3D usando tejido vivo, dándole la forma de una oreja humana.

oreja

Para probar su eficiencia, implantaron estas orejas en el cuerpo de ratones. En solo dos meses la oreja fue capaz de formar cartílago e incluso vasos sanguíneos, además de estar integrada al cuerpo del ratón.

El hallazgo funciona gracias a un polímero biodegradable que fortalece el tejido orgánico, impidiendo su degradación. El proceso de impresión se hace por capas y luego se mantiene en una solución acuosa para proteger las células antes de implantarlo en un organismo.

La investigación se publicó en Nature Biotechnology y es el resultado de una década de desarrollo, y de una investigación cuyo objetivo final es realizar injertos y órganos de reemplazo para todo aquel que lo necesite.

ISC. Javier Hernández