Seleccionar página

Panamá se consideró ayer un “chivo expiatorio” y rechazó ser un paraíso fiscal luego de revelarse documentos que involucran a gobernantes, políticos, artistas y deportistas en supuestas prácticas para eludir el pago de impuestos.

panama

“Pareciera ser que Panamá es utilizada como un chivo expiatorio de esta situación”, expresó el ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, en rueda de prensa para reaccionar a la investigación periodística “#PanamaPapers” (“Papeles de Panamá”).

“Rechazamos la calificación de que Panamá es un paraíso fiscal”, dijo por su parte el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio de la Guardia.

La investigación periodística, basada en millones de documentos de Mossack-Fonseca, un bufete de Panamá dedicado a crear sociedades en paraísos fiscales, reveló un entramado de ocultamiento de capitales -en el cual podría existir el lavado de dinero- en el que participan también empresarios, actores y artistas.

“Panamá está dispuesto a cooperar con todos los países que lo soliciten”, dijo el ministro de la Presidencia.

Los funcionarios del gobierno canalero cuestionaron por qué solo el nombre de Panamá figura como supuesto paraíso fiscal, cuando en los documentos revelados por un centenar de medios en el mundo aparecen otras 20 jurisdicciones fiscales.

En este sentido, Alemán calificó como “irresponsable” al secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, por sus declaraciones sobre el tema.

Gurría comentó que “las revelaciones de los “Papeles de Panamá’ han hechado luz a la cultura y práctica del secretismo de Panamá”.

“Panamá ha fallado en cumplir con los estándares internacionales de transparencia internacional”, insistió Gurría.

El ministro de Finanzas de Francia, Michel Sapin, anunció este martes que a raíz de la publicación de los “Papeles de Panamá”, su gobierno volverá a inscribir a la nación centroamericana en una lista de países “no cooperadores” en temas fiscales.

“Se mencionan 21 jurisdicciones; sin embargo, estos dos funcionarios (Gurría y Sapin) salen a declarar en contra de Panamá”, dijo Alemán.

El vicecanciller Luis Miguel Hincapié anunció por su lado que llamará a su despacho al embajador de Francia para que le confirme si París incluyó al país centroamericano en una lista negra de paraísos fiscales.

Señaló que Panamá dispone de una ley de retorsión contra naciones que lo consideren paraíso fiscal.

“Tenemos que evaluar las medidas que Panamá tendría que tomar en este caso”, dijo Hincapié.

Uno de los fundadores de la firma Mossack-Fonseca, Ramón Fonseca Mora, afirmó que en 40 años de existencia nunca han enfrentado acusaciones formales por ningún delito, porque su labor es legal y no se asocia con la actividad de sus clientes.

“Todos esos nombres que aparecen ahí, jugadores de futbol, inclusive mafiosos, todos esos no son clientes nuestros, son clientes de intermediarios, de bancos que les metieron un gol, seguro, compraron una sociedad nuestra, la vendieron, y las usaron esos señores para quién sabe qué”, dijo Fonseca Mora.

(ntx)