Seleccionar página

La transformación en favor de los derechos humanos es un imperativo moral, tanto para las instituciones del Estado como para los organismos defensores, aseveró el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez.

cndh epn

Al presentar su Segundo Informe de Actividades 2015 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en la residencia oficial de Los Pinos, señaló que “permitir que las cosas sigan como están” y tolerar las violaciones a las garantías individuales “es traicionar el futuro”.

Ante el presidente Enrique Peña Nieto y representantes de organizaciones civiles en la materia, el presidente de la CNDH expuso que “la transformación que se requiere no debe hacerse por interés o conveniencia política”.

Consideró que ante la coyuntura crítica por la que atraviesan los derechos fundamentales en México, “solo quedan dos caminos: la resignación o la transformación”.

Además, que la verdadera vigencia de los derechos humanos demanda emprender con toda urgencia y responsabilidad el abatimiento de la corrupción.

Éste es un problema “que tiene mucho que ver con la impunidad lacerante que ha debilitado los cimientos de nuestro Estado de derecho”, advirtió en el acto efectuado en el salón “Adolfo López Mateos”, al que acudieron integrantes del gabinete del gobierno federal.

El ombudsman nacional alertó que los derechos humanos no son ni deben ser vistos como un recurso o vía para la ilegalidad, y la CNDH se ha pronunciado en todo momento por el cumplimiento y aplicación de la ley.

Asimismo, urgió a que se cumplan las órdenes e instrucciones para que todas las instancias de gobierno, sin excepción, reconozcan, respeten y promuevan los derechos humanos.

“Debemos trascender las etapas del discurso y la denuncia para consolidar en los hechos acciones que materialicen la voluntad expresada y encaucen las denuncias formuladas”.

En la medida en que las autoridades den cumplimiento real e integral al contenido de las recomendaciones, la verdad, la justicia y la reparación del daño llegarán a las víctimas, enfatizó.

González Pérez anunció que ante la demora en el cumplimiento de las recomendaciones, en 2016 se fortalecerá el área que les dé seguimiento y se elaborará un informe de evaluación sobre el estado que guardan, mismo que se hará público.

En el periodo que se reporta, indicó que la CNDH emitió 60 recomendaciones dirigidas a 42 autoridades, como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con 13; la Comisión Nacional de Seguridad, con siete.

Además, el gobierno de Chiapas; los institutos de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), y Nacional de Migración (INM), así como la Procuraduría General de la República (PGR), recibieron tres recomendaciones respectivamente.

(ntx)