Seleccionar página

Porsche libra la primera batalla legal por el caso de la muerte de Paul Walker.

paul walker 3

Un juez federal desechó una demanda contra el fabricante de autos, a bordo del cual se estrelló y murió el protagonista de “Rápido y Furioso”, Paul Walker, el 30 de noviembre de 2013.

Se trata de la demanda que interpuso Kristina Rodas, viuda de Roger Rodas, quien conducía el auto acompañado por Walker, por “muerte equivocada” en contra del fabricante, a quien responsabiliza por el accidente.

El juez federal Phillip Gutiérrez determinó que la demandante no presentó evidencias suficientes en torno al accidente del auto deportivo Porsche GT, que se estrelló en una calle de Santa Clarita, California.

La viuda de Rodas aseguraba que el vehículo tenía fallas mecánicas graves en su diseño, que hicieron que el conductor perdiera el control del vehículo y se estrellara. Asimismo, sostuvo que el auto era conducido dentro de los límites de velocidad de la ciudad, pero el Departamento del Sheriff de Los Ángeles determinó que la velocidad al momento del accidente superaba los 140 kilómetros por hora.

El fallo del juez es ajeno a la demanda que también presentaron la viuda y la hija de Walker en 2015, según la cual el fabricante ignoró regulaciones de seguridad en el vehículo, que puede alcanzar una velocidad mayor a los 300 kilómetros por hora.