Seleccionar página

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, aseguró hoy que una cuenta en la que figura como director en la investigación global denominada “Papeles de Panamá” fue legal y no le pueden adjudicar ningún delito.

Mauricio Macri Argentina

El gobernante aseguró que la sociedad Fleg Trading Ltd, propiedad de su padre Franco Macri en Panamá, “dejó de operar en 2008 porque no hizo la inversión, está todo perfecto, no hay nada extraño en esa operación”.

El nombre de Macri apareció la víspera en una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) a partir de millones de documentos filtrados de la firma Mossack Fonseca, de Panamá, dedicada a crear sociedades “offshore”.

En una entrevista concedida al diario La Voz del Interior, de la ciudad de Córdoba, el presidente agregó que la firma fue declarada en la Dirección General Impositiva de Argentina, “porque mi padre lo hizo con recursos genuinos que él tenía” en el país.

También afirmó que hay personajes que usan paraísos fiscales “para esconder dinero logrado de forma malhabida”, pero en su caso ni siquiera abrieron una cuenta bancaria para hacer operaciones.

Pese a que es uno de los líderes mundiales que quedó envuelto en el escándalo, Macri consideró positiva la filtración porque “en el mundo en que vivimos se avanza hacia una mayor transparencia, cada vez hay más conocimiento público de información que antes era de difícil acceso”.

La investigación que el ICIJ coordinó durante un año, en la que participaron 100 medios de comunicación de 78 países y 370 reporteros para analizar, apuntó a varios jefes de Estado y otras personalidades.

Macri fue identificado como director de una sociedad denominada Fleg Trading Ltd. en la que también participaba su padre, Franco Macri, y que fue disuelta en 2008, cuando el presidente todavía era jefe de Gobierno de Buenos Aires.

(ntx)