Seleccionar página

Construida a mediados del siglo XVIII, la iglesia de San Juan de Dios se instaló en el mismo lugar que anteriormente ocupaba una capilla dedicada a la veneración de Nuestra Señora de los Desamparados.

templo san juan de dios 2

En el convento acostumbraba hospedarse el Comisario General de las Provincias de Indias, que era el prelado superior que regía todo el gobierno de la religión y era encargado de visitar los conventos de la Nueva España.

A diferencia de las demás construcciones religiosas que se encuentran distribuidas en el Centro Histórico de la Ciudad de México, este edificio es uno de los escasos inmuebles con planta de cruz latina, vestíbulo en forma de portal y bóveda extraída en forma de concha.

Hoy en día, la religiosidad popular reconoce a este edificio como un lugar en el que se rinde culto a San Antonio de Padua, deidad que es muy socorrida entre las jóvenes solteras, quienes acuden a él en busca de un buen matrimonio. Así, durante cada 13 de junio este santo es visitado por cientos de mujeres jóvenes que andan en busca del amor, quienes llevan a cabo un interesante ritual que les ayudará a escoger un marido adecuado.

templo san juan de dios 3

La tradición indica que una muchacha soltera pida una moneda a 13 jóvenes en la misma situación civil, las que posteriormente serán llevadas al interior de la Iglesia de San Juan de Dios; una vez adentro del edificio, las mujeres deben rezar un Padre Nuestro fervorosamente, lo cual servirá de ayuda para conseguir un buen hombre que esté dispuesto a casarse con ellas.

Además de ser reconocido como un santo inmiscuido en los asuntos maritales, San Antonio de Padua también es famoso como una deidad que ayuda a localizar objetos perdidos, razón que lo convierte en uno de los personajes religiosos más venerados en todo México.

Debido a la popularidad que San Antonio de Padua tiene, la iglesia de San Juan de Dios se abarrota de gente, cuando se da paso a una llamativa feria llena de color y diversión, la cual llama la atención de los visitantes y todas aquellas personas que estén de paseo por el Centro Histórico de la Ciudad de México.