Seleccionar página

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) anunció que abrirá revisión, en los casos que sea procedente, a ciudadanos o empresas con obligaciones fiscales en México, que usaron estructuras o empresas constituidas en países denominados paraísos fiscales.

mexicanos panama papers

Señaló que la información publicada en distintos medios de comunicación, a raíz de los denominados “Panamá Papers”, “se revisará ante la evidencia de la información institucional existente, con el objetivo de valorar si hay elementos que configuren la comisión de actos de evasión fiscal, y en su caso, a fin de iniciar el ejercicio de las facultades de Ley”.

Asimismo, la autoridad fiscal invocará los acuerdos de intercambio de información que se tienen establecidos con distintos países, para hacerse llegar de más elementos, de ser necesario.

El 29 de octubre de 2014, México y 50 países más firmaron en Berlín, Alemania, el Acuerdo Multilateral de Autoridad Competente, en el marco de la Séptima Reunión Plenaria del Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información en Materia Fiscal organizado por la OCDE.

Dicho acuerdo –que entrará en vigor a partir de 2017, permitirá el intercambio automático de información, mediante reportes estandarizados de las inversiones, transferencias y cuentas financieras que tengan los mexicanos y sus empresas en más de 80 países, entre ellos, los que hoy se citan como paraísos fiscales.

“Invariablemente el SAT actuará conforme a las facultades y obligaciones que las leyes mexicanas le otorgan para combatir la evasión fiscal en el país, incluyendo el no hacer pública información sobre contribuyentes específicos, en términos de la reserva fiscal establecida en el artículo 69 del Código Fiscal de la Federación”, señaló.

El SAT dijo que podrá solicitar la colaboración de la Unidad de Inteligencia Financiera u otras áreas de la administración pública, en el marco de sus respectivas facultades.

Según los documentos divulgados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), entre los mexicanos involucrados figura el empresario Juan Armando Hinojosa, propietario de Grupo Higa, quien habría ocultado 100 millones de dólares en paraísos fiscales; el empresario Ramiro García Cantú; los socios de Oceanografía, Amado Yáñez Osuna, Martín Díaz Álvarez y los hermanos Oscar y Francisco Javier Rodríguez Borgio, quienes presuntamente le compraron a Mossak Fonseca tres empresas offshore en las Islas Vírgenes Británicas en Puerto Rico.

Asimismo, Omar Yunes Márquez, hijo del candidato del PAN al gobierno de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares; el dueño de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego, quien utilizó los servicios de la firma panameña Mossack Fonseca para la compra de un yate y obras de arte; el exejecutivo de Televisa, Guillermo Cañedo White; la actriz Edith González y el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien antes de integrarse al equipo del presidente Enrique Peña Nieto, pretendió crear una sociedad con la firma panameña a través de Dubai, aunque no se precisa si la operación se concretó.