Seleccionar página

Panama Papers es el nombre de la investigación internacional dada a conocer que entrega detalles sobre negocios de políticos, empresarios, deportistas de élite y personalidades de la farándula en paraísos fiscales. La investigación es resultado de la filtración de más de 11 millones de documentos de la firma panameña Mossack Fonseca.

messi investigacion 1

Lionel Messi, Michel Platini, Ivan Zamorano, Juan Pedro Damiani, miembro de la Comisión de Ética de la FIFA y presidente de Peñarol, y la Real Sociedad, son algunos de los grandes nombres del mundo del deporte que están involucrados en esta investigación.

El caso de Lionel Messi es complicado y sería la segunda vez que se encuentra implicado en un caso de fraude fiscal.

De acuerdo con las recientes revelaciones encabezadas por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y otros medios, Jorge Horacio Messi, padre del jugador, creó una empresa fantasma para usarla como pantalla y ocultar sus bienes.

Todo esto habría sido un día después de saberse la evasión de 4.1 millones de euros a Hacienda española, cuando el jugador y su padre utilizaron un despacho uruguayo para constituir una sociedad panameña con la que habrían seguido facturando sus derechos de imagen a espaldas de la Agencia Tributaria en España.

Según consta en correos electrónicos detectados por esta investigación, Abreu, Abreu & Ferres realizó la compra de Mega Star Entreprises Inc. a través de la sucursal en Montevideo de la firma Mossack Fonseca.

Los correos prueban que, tras recibir la solicitud de Abreu, Abreu & Ferres, la filial uruguaya de Mossack Fonseca se puso en contacto a su vez con su matriz en Ciudad de Panamá para cerrar la adquisición.

Ni la Agencia Tributaria ni la Justicia españolas habrían podido averiguar sin datos previos quién se oculta en realidad tras esa sociedad panameña, pero la investigación permitió descubrir que los verdaderos propietarios de Mega Star Enterprises Inc. no son otros más que Messi y su padre, según consta en una carta donde el jugador del Barcelona y su padre admiten su relación con Mega Star Enterprises Inc.

La misiva incorpora al final una cláusula de confidencialidad que condiciona su revelación a la existencia de un proceso judicial en Panamá, algo casi imposible en un país que sigue disfrutando de una legislación laxa en materia de lavado de dinero.