Seleccionar página

Ricardo Damián Torres, vocero del Grupo Colegiado de Expertos en Materia de Fuego, afirmó que sí existen evidencias de que hubo fuego en el basurero de Cocula, Guerrero, el 26 de septiembre de 2014 y que al menos 17 seres humanos fueron quemados en ese lugar.

PERITOS RECORREN BASURERO DE COCULA
En conferencia de prensa, el subprocurador de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR), Eber Omar Betanzos, indicó que la víspera, esta dependencia recibió el resultado del tercer estudio sobre fuego.

Precisó que el panel, conformado por seis expertos de reconocido prestigio: John DeeHaan, Frederick Mowrer, James Quintiere, Ricardo Torres, José Torero y Mario Saldaña, analizó durante seis semanas si las condiciones contenidas en testimonios y estudios periciales realizados con anterioridad, permitían determinar la presencia o ausencia de episodios de fuego en este sitio, con el fin de cumplir científicamente con los objetivos de la investigación del Caso Iguala.

Esto se dio como resultado del acuerdo que se suscribió el pasado 20 de octubre de 2015 en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), abundó.

Tanto Betanzos Torres como Ricardo Damián refirieron que el tercer peritaje se realizó para comprobar o desmentir la hipótesis de que los alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa que permanecen desaparecidos fueron incinerados en ese sitio del municipio de Cocula.

Damián Torres abundó que derivado de los siguientes análisis practicados se puede concluir que existe evidencia suficiente, inclusive observable físicamente para afirmar que si existió un evento de fuego controlado de grandes dimensiones en el lugar denominado “basurero de Cocula”.

Asimismo, dijo que la recolección de restos óseos corrobora evidencias suficiente y coinciden entre los equipos forenses, tanto de la PGR como del Equipo Argentino de Antropología forense, lo que permite determinar que al menos 17 seres humanos, adultos, fueron quemados en el lugar.

Enfatizó que para comprobar una quema masiva de 43 cuerpos, tal y como se indicó en las declaraciones de los detenidos por estos hechos, solamente se lograría con una prueba a gran escala.

Por ello, el grupo de expertos en fuego ha convenido realizar más pruebas en las próximas semanas con el propósito de corroborar dicha hipótesis científicamente, y los resultados serán dados a conocer en su momento.

Sin embargo, el GIEI dio a conocer a través de un comunicado que tenía un acuerdo con la PGR para manejar conjuntamente y por consenso cualquier paso en relación con dicho estudio.

El GIEI señaló que si se quería transmitir un mensaje proponía una metodología a seguir, en la cual los expertos en fuego escribieran su mensaje de consenso y se consultara entre todos ellos para asegurar que no había problemas o confusiones en el contenido.

El GIEI también enfatizó en la reunión que uno de los expertos no podía salir públicamente a hablar en nombre del grupo colegiado sin presentar de manera clara a los integrantes del mismo y sin explicar por qué habían sido elegidos.

Según señala el GIEI, Damián Torres les aseguró que su mensaje sería para decir que no se había podido determinar si el hecho habría ocurrido o no, y que el equipo necesitaba nuevos estudios y pruebas experimentales para determinarlo. Sin embargo, su mensaje hizo alusión a partes del contenido de un informe provisional que ni siquiera han sido analizadas por el GIEI y, más grave aún, señalando públicamente cosas que no fueron las explicadas al GIEI durante la reunión, ni son de consenso de los expertos de fuego.

A su decir, alguien tomó la decisión de romper dicho acuerdo de consenso y de no escuchar las propuestas hechas por el GIEI, tomando una decisión unilateral por parte de la PGR. En base a todo ello, el GIEI considera roto el acuerdo de trabajo sobre el tema del basurero, visto la falta de cumplimiento de los acuerdos tomados para este caso, por lo que reconsiderará su trabajo en función de estas respuestas y llevará a cabo las acciones que considere necesarias para avanzar en el esclarecimiento del caso.