Seleccionar página

Primero inventaron el poutine, papas fritas con queso y salsa de carne; y el tocino envuelto en harina de maíz, pero la nueva aportación canadiense al mundo de la cocina no te va a dejar indiferente: la Nutella de marihuana, o mejor conocida como “Chrontella”.

nutella mota 1

Desde hace unos meses se debate en Canadá la legalización de la marihuana, estrictamente para uso medicinal, pero la entrada de un producto al mercado, que por Ley tiene libre regulación, ha causado posiciones distintas.

La Chrontella tiene el clásico sabor a crema de avellanas, solo que está mezclada con cannabis, y se distribuye con entera libertad en los supermercados del país, como si se tratara de un producto alimenticio, pero tiene una regulación especial, por lo que solo se vende a aquellos que demuestren que es para un tratamiento medicinal.

Cada unidad de la polémica Nutella contiene 300 mg de marihuana y cuesta alrededor de 17 dólares.

La compañía también comercializa Pif, una mantequilla de cacahuate con marihuana; Smokers, una mermelada que también contiene cannabis, así como jarabes de diferentes sabores que se pueden usar para hacer postres o bebidas con esencia de marihuana.

Además, en los próximos meses lanzará al mercador un producto similar, pero con otros sabores que sean atractivos al público.