Seleccionar página

El precandidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, propuso ayer castigar a las mujeres que se sometan a un aborto si esta práctica se prohibiera en el país, aunque más tarde se retractó de su comentario.

castigo

En una entrevista transmitida por el canal NBC, el periodista Chris Matthews preguntó a Trump que precisara su postura sobre al aborto -que ha cambiado notablemente en el tiempo- y si estaría de acuerdo en penalizar a las mujeres que recurran a este procedimiento.

“La respuesta es que debe haber una forma de castigo”, dijo Trump. Tras un intercambio con Matthews, el precandidato añadió: “no he determinado cuál debería ser el castigo” para las mujeres que abortaran si la práctica se prohibiera en el país.

El magnate inmobiliario sugirió además que, aunque se prohibiera el aborto, que es ahora legal en todo Estados Unidos, las mujeres seguirían recurriendo a ese procedimiento, pero lo harían en clínicas ilegales.

Analistas tanto liberales como conservadores criticaron la declaración de Trump.

La precandidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, escribió en su cuenta en la red social Twitter: “justo cuando pensabas que no podía ser peor. Horripilante y revelador”.

Tras las críticas, el equipo de campaña de Trump puntualizó que “el tema no era claro” y que debía ponerse a la consideración de los estados.

Asimismo, en una aclaración adicional, Trump envío un mensaje en que se retractó de sus comentarios en la entrevista, y expresó que sería “el médico y cualquier otra persona realizando este acto ilegal sobre una mujer el que sería responsabilizado, no la mujer”.

(ntx)