Seleccionar página

Si la NASA va a enviar astronautas en misiones de años de duración, la agencia necesitará nuevas y mejores herramientas para controlar el estado de salud de los hombres y mujeres a lo largo del camino. Una empresa ha desarrollado una herramienta que podría hacer un diagnóstico completo a largas distancias -como en los viajes al espacio-, además de tener un gran potencial para el avance en la medicina en la Tierra.

adn nasa1

Actualmente, investigadores en la Tierra hacen un seguimiento de cosas como el recuento de glóbulos blancos y los niveles de colesterol y de cortisol, conocidos como “biomarcadores”, con pruebas que utilizan proteínas especiales llamadas anticuerpos. Sin embargo, los anticuerpos tienen un corta vida útil, de tres a seis meses, y se pueden echar a perder por los altos niveles de radiación en el espacio, haciéndolos poco adecuados para este tipo de misiones.

La investigación de la década de los 90 sugirió una alternativa: cadenas simples de ADN y ARN que pueden plegarse en estructuras tridimensionales y, como anticuerpos, se unen a moléculas específicas. Estas estructuras, llamadas aptámeros, se pueden almacenar a temperatura ambiente sin degradarse y son inmunes a la radiación.

Hay, sin embargo, inconvenientes en la utilización de aptámeros en pruebas de diagnóstico. Por un lado, es un proceso que consume tiempo, complicando el proceso. Además, hasta hace poco los aptámeros no han sido tan buenos como los anticuerpos pegándose a las moléculas objetivo.

En 2007, AM Biotecnologías desarrolló un nuevo método más rápido y simplificado para la creación de aptámeros que se adhieren fuertemente a la molécula objetivo, llamados Aptámeros-X.

El proceso ya está en uso por la empresa, que también lo ha hecho disponible en el mercado, por lo que cualquier persona puede tomar sus propios aptámeros. El kit es tan simple que cualquier persona con conocimientos básicos de laboratorio de bioquímica lo puede utilizar fácilmente.

Además de ayudar a diagnosticar enfermedades, los Aptámeros-X también se podrían utilizar para atribuir un medicamento de quimioterapia a un tumor, evitando que otras partes del cuerpo reciban el tratamiento.

Uno de los medicamentos aptámero, Pegaptanib, ya ha conseguido la aprobación de la FDA, por lo que se avizora un futuro brillante para los aptámeros, especialmente para los usos de la NASA. La agencia está trabajando con otras empresas para crear una plataforma de hardware que pueda realizar el análisis en el espacio, lo que ayudará a diagnosticar y tratar las enfermedades posiblemente mientras que los astronautas se encuentren a miles o millones de millas de la Tierra.

Fuente: NASA