Seleccionar página

El senador Bernie Sanders, aspirante presidencial demócrata, fustigó ayer al millonario Donald Trump por usar a los mexicanos como “chivos expiatorios” de los problemas de Estados Unidos y del enojo de los votantes estadounidenses.

sanders

Sanders, quien acumula 975 delegados frente a los mil 243 de la ex primera dama de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que la clase trabajadora está preocupada por su situación económica y molesta por la incertidumbre sobre su futuro.

“Lo que Trump está haciendo es usar ese enojo y decir: ‘Es culpa de los mexicanos o es la culpa de los musulmanes’. Estamos haciendo a la gente chivos expiatorios y atacando a los mexicanos que ganan ocho dólares por hora, no va a resolver los problemas”, dijo a la cadena CNN.

El senador socialista celebró a su vez el acuerdo alcanzado con el equipo de Clinton para hacer un nuevo debate cara a cara, previo a las elecciones primarias del estado de New York el próximo 19 de abril.

Sanders fue entrevistado en coincidencia con una asamblea comunitaria con los tres aspirantes presidenciales republicanos, Trump, el senador cubano americano Ted Cruz y el gobernador de Ohio John Kasich, celebrada en Milwaukee, Wisconsin.

El estado de Wisconsin será escenario de elecciones primarias el cinco de abril que pondrán en juego 42 delegados para los republicanos y 96 para los demócratas.

Antes del debate, Trump defendió al director de su campaña política, Corey Lewandowski, quien fue acusado este martes por la policía del estado de Florida de jalonear a una reportera que buscaba entrevistar al aspirante presidencial republicano.

“Es un hombre muy decente”, dijo el magnate en una singular rueda de prensa celebrada en la cabina de su lujoso jet personal. Trump descartó despedir a Lewandowski a pesar del incidente.

Durante el debate, Cruz crítico la reacción sobre la conducta de su ayudante y señaló que en su caso habría despedido al director de ese equipo de campaña si hubiera jaloneado a una periodista. “Por supuesto”, señaló.

(ntx)