Seleccionar página

Janet Yellen, la presidenta de la Reserva Federal estadounidense, reiteró la postura monetaria precavida que han adoptado los miembros de Federal Open Market Committee (FOMC) en cuanto a posibles alzas a las tasas de interés, ya que si bien el panorama económico estadounidense de recuperación sigue siendo válido, la incertidumbre global obliga a ser cautelosos.

yanet yellen economia1

Claro que Yellen advirtió, como suelen hacer los banqueros centrales, que ante condiciones inesperadas la Reserva Federal no dudará en ajustar su política monetaria de la forma que ameriten las circunstancias.

Las autoridades monetarias estadounidenses mantienen, en general, tres grandes escenarios de riesgo que podrían generar estragos a la evolución económica de Estados Unidos: el debilitamiento de la economía mundial por causa de la desaceleración de China, la evolución de los precios de las materias primas, sobre todo la del precio del petróleo, y el impacto adverso que estos eventos combinados tendrían en el crecimiento estadounidense, algo que a su vez afectaría los mercados financieros, dijo Yellen, en una presentación en el Club Económico de Nueva York.

De cualquier manera, para la presidenta de la Fed el escenario base de FOMC sigue siendo el de un desarrollo de la economía estadounidense que garantiza alzas de tasas graduales. Sin embargo, esta proyección “no es un plan establecido que deba llevarse a cabo a pesar de las condiciones económicas”, dijo la presidenta de la Reserva Federal.

Los comentarios de Yellen confirmaron las expectativas de que este año las autoridades monetarias estadounidenses subirán cuando mucho en dos ocasiones las tasas de interés, una expectativa que hace menos atractivos los instrumentos denominados en dólares.

De ahí que ante los comentarios de Yellen el dólar perdiera terreno contra otras monedas como el peso, que ganó 1% contra la divisa estadounidense para cerrar la jornada en 17.42, un nivel cercano al que inició el año y lejos de los niveles de más de 19 pesos de mediados de febrero.

Desde que la Reserva Federal de Estados Unidos votó en diciembre a favor de subir la tasa de interés de los Fed Fund en 0.25 puntos porcentuales, para dejarla en un rango de entre 0.25 y 0.50%, el desarrollo de ciertos eventos financieros, tales como los descensos de inicio de año en los precios del petróleo, las posibilidades de mayores alzas han caído, aun cuando no han cambiado a fondo el desempeño económico de Estados Unidos.

“Hasta ahora, esta evolución no ha alterado el escenario base de la actividad económica y la inflación [de Estados Unidos] en el mediano plazo”, dijo Yellen.

A pesar de la dificultad que aun presenta Estados Unidos para alcanzar el objetivo de 2% en la inflación, la presidenta de la Fed dijo que existe un riesgo importante en subestimar la velocidad con que se alcance esa meta.

“En general, los economistas entienden que la inflación está lejos de ser perfecta y no sería una sorpresa que se acelere más rápido que lo calculado en los meses siguientes”, agregó.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx