Seleccionar página

La máquina de remo es una de las más efectivas cuando se busca elevar pulsaciones y trabajar diferentes músculos del cuerpo, pero también es una de las menos usadas.

maquina remo 3

Para todos aquellos que buscan iniciarse en su práctica o que habitualmente emplean la misma, te dejamos un listado de errores frecuentes al utilizar esta máquina y evitar cualquier lesión:

– Elevar los codos y despegarlos del torso al jalar de la polea, lo cual nos hará focalizar el esfuerzo en otros grupos musculares no deseados. Intenta no abrir demasiado las axilas y relajar los hombros de manera que las manos no suban hasta cerca del mentón, sino que queden a la altura del estómago.

– Flexionar las muñecas en exceso durante el agarre de las asas; de esta forma, al jalar de la polea no trabajamos sólo los músculos de la espalda y hombros, sino también estaremos tensionando los flexores de la mano, pudiendo producir molestias indeseadas o lesiones. Lo ideal es tomar la polea con ambas manos, usando todos los dedos, y relajar las muñecas, sin flexionarlas ni extenderlas con rigidez.

– Inclinar demasiado hacia atrás la espalda al jalar la polea, pues de esta forma, las manos se dirigirán al mentón y estaremos restando esfuerzo a los músculos que realmente deseamos trabajar, pudiendo ayudarnos con otras zonas no deseadas. Lo mejor es mantener la espalda recta y aunque nos inclinemos un poco hacia atrás, debemos intentar hacerlo lo menos posible, pues de esta forma, trabajaremos sin impulso y de forma controlada.

maquina remo 1

– Extender las piernas antes de jalar la polea o flexionar las rodillas antes de iniciar el regreso a la posición inicial, lo cual no genera un movimiento coordinado y puede dañar la zona lumbar al dejarnos con la espalda curva o muy inclinada hacia atrás. Lo recomendable es realizar un movimiento simultáneo de piernas y brazos para ejercitarnos en la máquina de remo de forma segura y efectiva.

– Extender las rodillas o bloquearlas, esto puede ocasionar lesiones con la hiperextensión repetitiva de la articulación. Lo aconsejable es mantener una ligera flexión siempre, aun cuando las piernas deben estirarse al jalar la polea y llevar la misma hacia el tronco.

Podemos obtener grandes beneficios con el uso de la máquina de remo, pero siempre debemos tener una buena técnica y evitar errores al utilizar la misma para obtener un movimiento sin riesgos y efectivo.