Seleccionar página

El Edificio Guardiola, construido en 1941, época en la que el movimiento moderno tenía casi dos décadas de haber surgido de manera muy radical y única en nuestro país, se alza como un claro ejemplo de estos tímidos proyectos de transición.

edificio guardiola 1

Localizado en el Centro Histórico, fue diseñado por el arquitecto Carlos Obregón Santacilia como un complemento del Banco de México que se localiza cruzando Cinco de Mayo, el cual ya había sido remodelado entre 1926 y 1928, debido a su rápido crecimiento, lo que obligó a proyectar esta edificación.

El edificio Guardiola, de estilo Art Déco, tiene nueve niveles, de los cuales tres están bajo el nivel de calle, donde se ubican las bóvedas del banco, debido a que el propietario del actual edificio es el mismo Banco de México.

Su nombre se lo debe a Juan Ildefonso de Padilla, segundo Marqués de Santa Fe de Guardiola, ya que su casa estaba localizada en ese predio a finales del siglo XVII, donde alguna vez fue la Plaza de San Francisco como parte del Convento del mismo nombre.

edificio guardiola 3

Posteriormente, en el siglo XIX fue conocida como la casa de los perros, debido a cuatro esculturas que adornaban las azoteas, dos leones y dos perros; el Emperador Maximiliano inauguró el 30 de Septiembre de 1865 en la pequeña plaza frente a la casa una estatua de José María Morelos, después ya sin la estatua la plaza fue finalmente un jardín.

En su altura continúa la línea de la escala del Banco de México, incluso en su último nivel que se mantiene a nivel de fachada, le da un tratamiento distinto que se asemeja a las terrazas de este edificio. Genera balcones, arremetiendo los vidrios y dejando pasillos de tránsito en este espacio.