Seleccionar página

No hay fecha que no llegue, ni plazo que no se cumpla. En unos días, llegará ese temible momento del año en que todos los contribuyentes tienen que hacer la declaración anual de impuestos. Este proceso no es tan difícil, y puedes realizarlo solo o recurrir a la asistencia de un contador y tal vez recibir un dinerito extra.

declaracion impuestos 4

A fin de evitar contratiempos con el SAT, lo recomendable es que los contribuyentes se tomen un tiempo para reunir y tener a la mano todos los documentos que necesitan para hacer este trámite que ahora es mucho más fácil de realizar. Recuerda que la fecha límite para que las personas físicas presenten la declaración es el 30 de abril.

La declaración anual de impuestos es un reporte que se presenta al Servicio de Administración Tributaria (SAT) de todos los ingresos, retenciones y gastos de una persona física durante un año fiscal.

Identifica a qué grupo perteneces

Tienes la obligación de realizar este trámite si prestas servicios profesionales, rentas bienes inmuebles, adquieres bienes, percibes salarios y/o asimilados a salarios superiores a 400 mil pesos, recibes intereses, inviertes en el extranjero, o tienes ingresos por préstamos, premios o donativos. Recuerda que si no percibiste ingresos durante el año, pero estás inscrito en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), deberás presentar tu declaración en ceros.

declaracion impuestos 2

Reúne los documentos necesarios

Deberás tener a la mano tu RFC, contraseña o firma electrónica, constancias de percepciones y retenciones, que debieron ser entregadas por tu empleador o empleadores a más tardar en febrero. También reúne tus recibos de honorarios, facturas y las declaraciones mensuales presentadas.

Una vez que hayas reunido todos los documentos, deberás ingresar a la página oficial del SAT en la sección de “Trámites” en el submenú “Declaraciones” y entrar a DeclaraSAT o Asalariados, según sea tu caso.

Conoce qué rubros puedes deducir

De acuerdo a la ley de ISR, se pueden deducir pagos de gastos médicos, dentales, hospitalarios, y de transporte escolar obligatorio, que se realicen con cheque nominativo del contribuyente, transferencia electrónica de fondos o mediante tarjeta de crédito, de débito, o de servicio.

Gastos hospitalarios, funerarios, intereses reales pagados por créditos hipotecarios, donativos, entre otros, son deducibles de impuestos y suponen una devolución para las personas físicas. Otros rubros también deducibles son las colegiaturas de preescolar hasta de 14 mil 200 pesos; primaria, 12 mil 900 pesos; secundaria, 19 mil 900 pesos; profesional técnico, 17 mil 100 pesos; y bachillerato, 24 mil 500 pesos.