Seleccionar página

En todo evento en el cual se encuentren presentes personas destacadas pertenecientes a distintas naciones o representantes de Estados, deben interpretarse los respectivos himnos nacionales; sin embargo, es de gran importancia organizarlos de tal modo que no desencadenen un problema de carácter diplomático.

himno india 1

En las naciones, el respeto por los símbolos patrios es indispensable, y para ello existe cierto protocolo, a fin de que no surjan inconvenientes. De hecho, hay algunos himnos que son un poco extensos y ante esto, se interpreta una versión breve autorizada para que no tome mucho tiempo.

Pero a una de las estrellas más populares de Bollywood se le olvidó esta parte e interpretó una versión 18 segundos más larga del himno nacional de India, lo que ocasionó que se le denunciara.

Amitabh Bachchan fue elegido para que interpretara el himno indio en un partido de críquet el pasado fin de semana, pero cantó una versión 18 segundos más larga de lo reglamentario, lo que molesto al cineasta Ullhas PR, al considerar que cantar durante un minuto y 10 segundos el himno nacional es suficiente razón para acudir a la Policía.

El subcomisario Bhairo Singh, de la estación de Policía de New Ashok Nagar de Delhi, confirmó que la “queja” alega que Bachchan, quien además es la imagen de decenas de marcas y hasta de programas de ayuda oficiales, se había “tomado demasiado tiempo” para hacerlo.

himno india 3

Según señala, la versión que cantó Bachchan durante un partido de críquet disputado el pasado domingo entre India y Pakistán con motivo de la Copa del Mundo de esta especialidad, es incorrecta porque el himno debe durar 52 segundos, pero a él le tomó un minuto y 10 segundos, lo que es imperdonable para Ullhas.

El destino de la queja contra Bachchan aún es incierto, pero de acuerdo con las reglas oficiales del himno, Ullhas tiene razón, ya que el código de Bandera de la India establece que el himno debe durar 52 segundos, que en caso de ser tocado por una banda militar debe ser precedido por siete segundos de redoble de tambor para que los presentes puedan ponerse en pie.