Seleccionar página

No se cansan nunca, trabajan las 24 horas del día sin detenerse para comer ni echar relajo con los compañeros, son puntuales como un reloj y eficientes como una máquina, no piden aumentos de sueldo y jamás harán una huelga. El único inconveniente es que no son de carne y hueso, sino de metal y cables.

tienda robot 2

Así son los trabajadores de una tienda atendida exclusivamente por el robot Pepper, el primero fabricado en serie que es capaz de comunicarse e interpretar emociones humanas, la cual abrió esta semana sus puertas en Tokio.

Aunque no será un establecimiento permanente, estará abierto hasta el próximo 30 de marzo bajo el nombre “Pepper darake no keitai shop” (La tienda de móviles llena de Peppers), donde diez unidades se encargarán de atender a los clientes, recomendarles los mejores terminales y resolver dudas.

Pepper ya es mundialmente conocido desde su salida a la venta para uso doméstico el pasado junio y también ya ha sido implementado para dar servicio en algunas sucursales de Nescafé y Softbank, la compañía responsable de su comercialización, además de concesionarios Nissan, sucursales del banco Mizuho, y otros comercios, pero esta es la primera vez que el androide se pone al frente de una tienda de forma exclusiva.

La “pop-up shop”, tienda que dura poco tiempo abierta en una localización concreta, forma parte de las iniciativas de la compañía para probar y poner en marcha nuevas aplicaciones para el robot con el objetivo de emplearlo en servicios de atención al público y otros sectores como el de la salud y la educación.