Seleccionar página

Con el término estigmas (del griego estigma que significa marca) son descritas las llagas que se forman espontáneamente sobre las manos, los pies, el costado y en el rostro, parecidas a las llagas de Cristo crucificado.

74d10-estigmas

Generalmente se manifiestan en sujetos entregados a una vida intensamente espiritual y sumamente mística, pero se pueden hallar también en otros individuos. Suelen ser personas de profunda religiosidad, obsesionadas por las llagas de Cristo y por sufrir su dolor.

El fenómeno de los estigmatizados se ha presentado alrededor del mundo, en países como EUA, Italia, Francia, España, Inglaterra o Alemania. En la historia de la Iglesia se conocen más de 350 casos y 72 de ellos han sido declarados santos.

La Iglesia suele distinguir entre estigmas divinos y estigmas diabólicos, dependiendo de la santidad del protagonista, del fenómeno en cada caso o de la vida que ha llevado, al igual que de las características que rodean el fenómeno al momento de manifestarse.

estigmas-marcas-sagradas2

La Iglesia ha establecido criterios para determinar la autenticidad de los estigmas. Algunas características son:

  • Las llagas deben estar localizadas en los lugares de las cinco llagas de Cristo.
  • Los estigmas no se infectan.
  • Aparecen espontáneamente en el cuerpo mientras la persona está en éxtasis.
  • No ceden ante el tratamiento médico.
  • Sangran copiosamente y por largos períodos.
  • Están acompañados de fuertes dolores tanto físicos como morales, la falta de dolor pone en duda la autenticidad de los estigmas porque, de ser auténticos, son participación en los sufrimientos de Cristo.

Posible explicación científica

Una de las tantas teorías que intentan explicar el origen de los estigmas es la idea de que los estigmatizados se hallan psíquica y emocionalmente unidos a sus creencias religiosas y a los estados mentales que experimentan durante el éxtasis. De esta forma, es posible que su mente influya sobre sus organismos hasta el punto de provocar heridas sangrantes que se corresponden con su fe en Cristo.