Seleccionar página

Una estatua de Jesús, de tamaño natural, representado como un sin techo acostado sobre una banca y envuelto por una manta ligera, fue colocado en el Patio San Egidio, en el corazón del Vaticano, y una copia será llevada a México.

escultura vaticano1
La escultura “hiper realista”, que tiene su rostro cubierto y de la cual emergen sólo los pies marcados por los clavos de la crucifixión, fue una donación de su autor, el artista canadiense Timothy P. Schmalz, a la Limosnería Apostólica.

Fue ubicada justo al ingreso de la sede de esa oficina, encargada de ayudar a los mendigos y sin techo de Roma y otras latitudes, como el brazo operativo en materia de caridad del Papa Francisco.

El artista tuvo la idea de representar en este modo original la persona de cristo después de visitar a una persona que dormía en una banca al aire libre, durante las fiestas de Navidad.

“Cuando vemos a los marginados, deberíamos ver a Jesús. En la persona del pobre y de los últimos está el rostro y la presencia de Cristo”, indicó el escultor, según informó la misma Limosnería.

En noviembre de 2013, durante una audiencia general en la Plaza de San Pedro, el autor tuvo la oportunidad de presentar al líder católico una copia en formato reducido del Jesús sin techo. Cuando el pontífice vio la obra tocó las rodillas, los pies y rezó.

La estatua, donada a la Limosnería por iniciativa del mismo escultor, está fundida en bronce y el primer ejemplar fue colocado en 2013 en Toronto, en el Regis College, una facultad teológica de los jesuitas.

Diversos ejemplares han sido colocados en otros lugares del mundo: Australia, Cuba, India, Irlanda, España y Estados Unidos, mientras están previstas otras colocaciones en México, Argentina, Chile, Brasil, Sudáfrica y Polonia.

(ntx)