Seleccionar página

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy que, en el caso de que el candidato republicano Donald Trump gane las elecciones, el daño que puede hacer es limitado porque el poder en ese país está distribuido en muchas instituciones.

barack obama suprema corte

“Si bien puede ser que terminemos con un presidente que yo considero que no es bueno, es limitado el daño que puede hacer”, explicó Obama durante un encuentro con líderes jóvenes realizado en Buenos Aires, en el marco de su primera y última gira por Argentina.

La cita se llevó a cabo en el centro cultural La Usina del Arte, ubicado en el popular barrio de La Boca, que se colmó de emprendedores que han sido beneficados con becas en Estados Unidos y que fueron convocados a hacerle preguntas al presidente.

Uno de ellos lo cuestionó sobre las razones del avance de Trump y sus verdaderas posibilidades de ganar la presidencia de Estados Unidos.

Desde el centro del escenario, sin saco y con la camisa arremangada, Obama evitó citar al candidato republicano por su nombre, pero sí hizo un balance del proceso electoral del que saldrá su sucesor, o sucesora, en caso de que gane su compañera de partido, Hillary Clinton.

“Confío en el pueblo estadounidense, creo que van a tomar buena decisión, pero una de las grandes ventajas de Estados Unidos, aunque a veces es frustante para el presidente, es que el poder está distribuido en muchas instituciones, hay una separación de poderes”, puntualizó.

Obama apuntó que no solo gobiernan el presidente y el Congreso, sino los gobiernos estatales y muchas otras instancias que se convierten en un contrapeso, lo que tiene sus ventajas y desventajas.

Advirtió que, a pesar de que los republicanos saben que el poder de los presidentes es limitado, a veces “exageran un poquito”, como cuando decían que “yo iba a convertir a Estados Unidos en Cuba”.

Los contrapesos, refirió, son “una de las razones por las que creo que la democracia de Estados Unidos ha sido estable, creo que el pueblo puede hacer una buena elección, se puede recuperar de los errores, en democracia tenemos suficientes voces para cambiar”.

Sobre el fortalecimiento del Partido Republicano, Obama explicó que, en un afán de oponerse a su gobierno, se fueron desplazando cada vez más a la derecha.

“Tomaron posiciones cada vez más alejadas del centro, y tuvieron éxito porque lograron puestos en el Congreso, porque las personas con más pasión votan. Se reforzó una política que se basa más en lo que se oponen y menos en lo que ellos creen. Básicamente se oponían a mí”, señaló.

(ntx)