Seleccionar página

Científicos descubrieron que se habría usado tinta metálica para la escritura varios siglos antes de lo que se pensaba, durante sus esfuerzos por descifrar los pergaminos de Herculano enterrados por la erupción del Vesubio en el año 79.

tinta metalica en

Los rollos de papiro, considerados una maravilla arqueológica, están carbonizados y frágiles y durante muchos años se habían llevado a cabo esfuerzos infructuosos para leerlos, sin embargo parece que ahora han comenzado a revelar sus secretos.

En el más reciente intento por descifrar los pergaminos, científicos franceses utilizaron tecnología innovadora como el sincrotrón europeo, que produce rayos X aproximadamente 100 mil millones de veces más brillantes que los que se emplean en los hospitales.

La tecnología permitió determinar que el papiro contiene altos niveles de plomo, que -según estiman- sólo podría haber llegado allí de manera intencional en la tinta, de acuerdo con los resultados de la investigación publicados en la revista científica PNAS.

La creencia más común es que los romanos introdujeron el metal en la tinta en el siglo IV y que la utilizada en manuscritos antiguos era elaborada a base de carbono, pero este hallazgo muestra que se habría usado incluso cuatro siglos antes.

El descubrimiento, que contribuirá a las siguientes investigaciones sobre los rollos de papiro mediante luz sincrotrón, es importante en el aspecto histórico, pero también para conocer los pergaminos y optimizar la lectura del texto “invisible” que contienen.

La ciudad de Herculano tenía un gran atractivo turístico, pero la erupción del Vesubio en el año 79 la sepultó bajo cenizas, junto con su vecina Pompeya.

Una biblioteca de unos dos mil pergaminos fue excavada desde una de sus villas en el siglo XVIII, de los cuales unos 600 permanecen sin abrir.

(ntx)