Seleccionar página

Esto puede ir en contra de la mentalidad de aquellos emprendedores que siempre buscan mantenerse ocupados, pero una investigación demostró que la mejor forma de aumentar la productividad es justo parando de trabajar.

Mientras hay jefes que aseguran que sus trabajadores deben de laborar más porque “abusan de los descansos”, de acuerdo con un reciente estudio publicado por el Journal of Applied Psicology, el “break”  laboral no solo ayuda a tu cerebro a refrescarse sino que también aumenta la satisfacción de los empleados en el trabajo.

Aun así hay maneras de tomarte una pausa. A continuación te decimos tres formas para aprovecharlas más.

Opta por un break de media mañana

Esperarte hasta las dos de la tarde para salir a tu primer descanso no te va a dar buenos resultados. La mejor hora para darte un respiro es temprano en la mañana, pues éste es el momento idóneo para llenarte de energías y concentración para regresar al trabajo.

Quedarte trabajando hasta la hora de la comida no es efectivo, ya que todos tus recursos se vacían y se requerirá de más esfuerzo para completarlos de nuevo.

break trabajo 3

Haz algo que te guste

Claro que tomar un poco de aire fresco es una forma estupenda de aprovechar tu receso, pero si odias caminar no estás aprovechando tu “break”. La mejor forma de disfrutar esos momentos off  del trabajo es hacer una actividad que te guste, ya sea marcarle a alguien o ponerte al corriente en Facebook.

No hay un número establecido de breaks

Aunque hay algunos expertos que dicen que el descanso debe ser cada hora, la investigación sostiene que esto no es necesario, pues mientras unos prefieren tomarse varios recesos pequeños otros deciden tomarse uno más largo. Eso sí, asegúrate de tomarlo cuando realmente lo necesites.