Seleccionar página

Son las seis de la mañana, vas a la recámara de tu hijo para despertarlo y llevarlo a la escuela y te das cuenta que tiene gripa. O es un día normal pero que por algún motivo no abrirán la escuela.

hijo trabajo 4

En cualquiera de los dos casos hablas desesperadamente con tus papás para ver si lo pueden cuidar y ya tienen ocupaciones. Entonces, tienes dos opciones, o faltas al trabajo o te lo llevas; la primera no viable, pues la situación económica no está como para faltar, además de que te arriesgas a que te despidan, así que realizas la segunda, pero ¿cómo lo tendrás ocupado sin que descuides todas tus obligaciones y lograr que no se fastidie a los 10 minutos?

Si es un recién nacido

En estos casos hay muchas ventajas debido a que sus necesidades son las básicas: comer, dormir y hacer del baño. Además, los compañeros suelen volverse locos, por lo que tu bebé estará en los brazos de medio mundo. De todos modos, habría que tomar ciertas precauciones como:

– El chupón siempre es elemental para calmarlo.

– La sonaja es un juguete útil para distraerlo.

– El muñeco de peluche favorito es un elemento ideal para que no se sienta ajeno al lugar.

– Si tu bebé todavía consume leche materna y te da pena amamantarlo frente a todos, no olvides llevar tus provisiones de leche.

hijo trabajo 1

Del año a los tres

Aunque la situación parezca complicada, todavía es fácil mantenerlos calmados. Sabemos que ya son un peligro porque al empezar a caminar quieren descubrir el mundo, agarrarlo todo y recorrer el lugar; sin embargo, hay cosas muy sencillas que lo pueden tener tranquilo.

– Un cuaderno para pintar y muchas crayolas. Pueden estar dibujando, haciendo sus grandes obras de arte para que cuando menos lo pienses, veas que ya pasaron varias horas.

– Plastilina con la que todo niño se divierte y hacen maravillosos animales y seres que te dejan impresionado.

– El juguete favorito nunca se debe olvidar: coches, muñecas, algún libro, siempre son indispensables.

hijo trabajo 2

De los tres a los cinco

En este rango de edad la situación puede ser un poco más complicada, ya son muchísimo más inquietos y además hablan mucho, así que seguramente te estarán preguntando por todo lo que haces. Te recomendamos que lleves las mismas cosas arriba señaladas, además de que te apoyes con la tecnología, es decir, consigue un reproductor de DVD portátil y carga con sus películas favoritas.

Ten presente esta oportunidad para enseñarle a tu hijo lo que es el trabajo, enséñale lo que haces, ya que así fortaleces los vínculos con él.