Seleccionar página

Las kettlebells o pesas rusas son un objeto deportivo novedoso y popular en la actualidad, en parte debido a su gran eficacia para el trabajo del cuerpo.

kettlebells 1

Si has pensado en adquirir una y no sabes cuál escoger en medio de una gran variedad, te dejamos algunos consejos para tener en cuenta al momento de comprar una kettlebell que te permita entrenar de forma segura por largo tiempo:

Elige bien el material

Las kettlebells deben ser de un material indestructible para que su vida útil se extienda en el tiempo. No son recomendables pesas rusas de caucho, plástico o combinaciones de diferentes materiales; lo mejor es una pieza única de metal, como puede ser de acero o hierro.

Prueba su diseño y elige un ejemplar ergonómico

Esto te permitirá agarrar la pesa con comodidad y realizar muchas repeticiones sin sentir molestias en las manos, en la muñeca o demás partes del cuerpo. Las dimensiones del asa y su diseño deben resultar cómodos para trabajar con ellas. El asa no debe tener irregularidades ni arrugas sino que debe ser perfectamente liso.

kettlebells 2

Elige un peso adecuado

Un peso muy liviano no permitirá un trabajo efectivo mientras que un peso demasiado alto puede ser causa de lesiones. Lo mejor es consultar con el vendedor, aunque una mujer perfectamente puede empezar con una pesa rusa de 8 kilos si tiene cierto acondicionamiento previo, mientras que un hombre puede comenzar con 12 kilos.

Estos son los principales aspectos a considerar si estás buscando comprar una kettlebell. Recuerda que hay una gran variedad disponible en el mercado pero no todas las pesas rusas pueden ser adecuadas para ti; por eso, mira la comodidad, el material, el diseño y el peso antes de hacerte de una de estas pesas que tanto pueden aportar a tu entrenamiento habitual.