Seleccionar página

En ocasiones, los deseos de salir a correr o de asistir al gimnasio se reducen notablemente, por eso buscamos opciones para reemplazar nuestro entrenamiento aeróbico en casa. Las máquinas cardiovasculares son costosas y grandes, por lo tanto, te ofrecemos alternativas más pequeñas y sencillas pero no por eso menos efectivas.

mini trampolin 2

Un mini trampolín es posiblemente una de las mejores maneras de hacer ejercicio, además de barato, así que tener uno en casa permite mover todo el cuerpo, el sistema linfático, oxigenar las células y eliminar toxinas en poco tiempo y esfuerzo.

Practicarlo significa un alto gasto calórico y entre sus mayores beneficios podemos destacar una rápida mejora de la resistencia y de la fuerza muscular. También mejora el sistema cardiovascular, fortifica los huesos y músculos del cuerpo, especialmente los inferiores como glúteos y piernas.

Si prefieres ejercitarte en tu hogar, todo lo que tienes que hacer es colocarlo en un salón y mientras miras televisión, empezar a saltar. Es una buena manera de mantener tu corazón activo. Además será bueno para mejorar tu metabolismo, pues cuanto más rápido se haga, más grasas quemarás.

Pero si tienes problemas en las articulaciones de la cadera, rodillas o tobillos no es recomendable que lo practiques. Lo mismo si sufres de problemas de espalda, si tienes problemas de equilibrio o si estás embarazada.