Seleccionar página

Aunque a primera vista puede parecer que bailar es una actividad fácil, lo cierto es que el baile deportivo es una disciplina mucho más exigente que los bailes de salón y requiere un alto nivel técnico y físico.

Bailar durante una hora supone un gasto superior a 400 calorías mientras te diviertes y mejoras tu condición física. Si tu objetivo es mantenerte en forma y mejorar tu condición física sin tener que dedicarle mucho esfuerzo, tiempo y preparación, las actividades dirigidas son tus aliados perfectos.

Pero por si aún tienes dudas, aquí tienes seis buenas razones para divertirte mientras mueves el esqueleto:

Diversión y motivación en cada paso

Las clases dirigidas nunca son iguales; esto las convierte en un remedio perfecto para luchar contra la rutina y la monotonía. Además, conforme vayas interiorizando los pasos, verás cómo tu motivación y coordinación aumentan.

baile razones 4

Mejora tu sistema cardiorrespiratorio

Hay estudios que demuestran que el baile tiene numerosos beneficios para tu salud. Mejora el sistema cardiorrespiratorio, favorece la circulación, ayuda a desarrollar buenos hábitos posturales y fortalece el sistema muscular y óseo.

Tu aliado para bajar de peso

El baile es un perfecto entrenamiento aeróbico que nos puede ayudar a perder esos kilos de más. En una clase de Zumba se puede llegar a producir un gasto calórico de hasta 550 calorías. Si apoyas el ejercicio con una dieta equilibrada y descansas lo suficiente, tu objetivo está al alcance de tu mano.

Aleja la depresión

Cuando bailamos generamos la hormona de la felicidad. Las endorfinas nos ayudan a mantener alejada la depresión y mejoran nuestra autoconfianza.

baile razones 2

Previene el Alzhéimer

Numerosos estudios demuestran que esta actividad, sobre todo en personas mayores, ayuda a mejorar la memoria y a prevenir el Alzhéimer.

Una actividad que se adapta a ti

El baile se adapta a tus gustos y necesidades. Si te gusta la salsa, el merengue y la música actual, Zumba es la actividad perfecta. Los cambios de tiempo y las transiciones entre canción y canción son fundamentales para fortalecer tus músculos. Con esta actividad trabajarás los glúteos, brazos, abdominales y piernas.