Seleccionar página

Le pasa a todos: Sentarte en tu escritorio y darte cuenta que no estás motivado para cumplir con tu trabajo. Esto puede ser un signo negativo, ya que puedes infectar a toda tu empresa.

empleados desmotivados 4

El único arreglo a largo plazo es identificar a los asesinos de la motivación en tu lugar de trabajo y eliminarlos. Ya sea una horrible oficina, un jefe autoritario o falta de claridad en tus metas, llegar a la fuente del problema puede mejorar la productividad de tu equipo entero:

Recompensas inadecuadas

No pagarles a los miembros de tu equipo lo que valen es un punto que pasamos por alto. El 26 por ciento de los empleados comprometidos dejaría su trabajo actual sólo por un aumento de sueldo del cinco por ciento. Si no quieres que esto suceda con tus empleados, una buena solución puede ser definir un sistema abierto de recompensas.

Un horrible espacio de oficina

No darles a los empleados un ambiente que nutra su productividad puede desmotivar a cualquiera. Las oficinas abiertas reportan un 62 por ciento menos de personas que llaman para decir que están enfermas. Piensa detenidamente cómo reacomodar el espacio de la oficina.

empleados desmotivados 1

No hay desarrollo personal

No dar la posibilidad de aprender puede ser un verdadero asesino motivacional. ¿Sabías que Google da a sus empleados 20 por ciento de su tiempo para trabajar en proyectos personales? Una buena opción que puede aplicar es enviar a tu equipo a un entrenamiento divertido.

Colaboración ineficiente

No dejar que los empleados tengan una opinión, desmotiva. En promedio, un 39 por ciento de los trabajadores no siente que su opinión sea apreciada, por lo que es bueno de vez en cuando hacer preguntas y ver cuál es, desde su punto de vista, una solución a los problemas que se presentan.

Gente negativa

Muchas veces no nos damos cuentas de que hay gente que puede llegar a ser tóxica dentro del ambiente laboral, quizá porque pensamos que no hay motivo para meterse en otro plano que no sea el estrictamente laboral. Sin embargo, un empleado no comprometido contagia la negatividad a sus compañeros. Habría que poner más atención a si están satisfechos con sus actividades.

empleados desmotivados 2

Falta de claridad en las metas

No tener tus objetivos definidos y un enfoque claro puede tener malas consecuencias. Pasa que muchas personas no saben cuál es la prioridad en su trabajo y suelen confundirse, creando un verdadero caos. Lo mejor siempre será implementar desde un inicio las metas y resultados a alcanzar para que no haya confusiones.

Juntas sin sentido

Citar a junta cada vez que a uno se le ocurra no es la solución. La gente suele perder 3.8 horas de su tiempo por semana en reuniones que no llevan a nada y generan mucha más improductividad. Por ello, siempre es necesario planear con anticipación las juntas con todo y los temas que se van a tocar, dejando de lado la improvisación.

Perder el tiempo de tu equipo

Los empleados están dispuestos a trabajar largas horas si sienten que su tiempo no es malgastado, pero cuando es todo lo contrario, lo más seguro es que terminen hartos de recibir mails innecesarios. Habría que echar mano de la diversidad de herramientas para hacer de la colaboración de todos algo productivo.