Seleccionar página

En un mercado cada vez más competitivo, son muchas las personas que se inclinan por seguir estudiando y realizar una segunda carrera universitaria que complemente su formación y mejore su currículum.

También puede pasar que la mayoría de las personas cree que basarán todo su desarrollo laboral en una misma carrera; sin embargo, una vez que se alcanza cierto nivel de especialización, es importante considerar que ya no basta con posgrados sobre la misma área, sino que quizá es tiempo de estudiar una segunda carrera.

El dilema de estudiar una segunda carrera puede presentarse en cualquier momento de la vida, pero es más común cuando se está estudiando la primera, ya sea porque el estudiante se vio coaccionado por presiones familiares para elegir unos estudios que no le complacían o porque siente vivo e intenso el deseo de hacer esa carrera apasionante con la que soñaba en la adolescencia.

El segundo momento se da entre los 30 y 45 años, y es producto de la experiencia laboral que la persona adquirió a lo largo de su vida; ahora ya sabe qué le gusta y qué no, conoce sus fortalezas y debilidades, y está muy consciente de que sólo a través de la preparación continua será capaz de alcanzar sus propias metas.

Afortunadamente siempre existe la posibilidad de comenzar de nuevo, y si estás pensando en volver a la universidad, puedes considerar estos puntos que te aclararán un poco lo que debes seguir para hacerlo:

segunda carrera 3

Inversión de tiempo

Afortunadamente no tienes qué empezar desde el principio, ya tienes todas las bases y solo te enfocarías cuatro o cinco años que dura la carrera que escogiste. El punto en contra es que muy posiblemente sea una carrera de tiempo completo, por lo que trabajar y estudiar al mismo tiempo puede resultar difícil.

Inversión de dinero

Existen dos opciones: escuela privada o pública, pero la diferencia sería en el gasto. Si escoges la primera tienes qué considerar de dónde saldrán los recursos para pagar las colegiaturas y si decides asistir a una universidad pública, toma en cuenta la cantidad de gente que cada ciclo quiere una oportunidad para entrar. Afortunadamente en ambas opciones existe la posibilidad de obtener una beca.

Edad

La edad y la experiencia es lo de menos, incluso lo puedes tomar como un punto a tu favor. El hecho de que tengas más madurez que hace algunos años te hace una persona mejor preparada para obtener conocimiento nuevo, relacionarlo con tu experiencia de vida, además, tus responsabilidades son otras.

segunda carrera 1

Últimas consideraciones

Si ya estás decidido, debes considerar algunas preguntas como si quieres ser un estudiante que trabaja o una trabajadora que estudia, si recibirás apoyo de tu familia, de tu pareja o de tu trabajo, cuáles son los gastos mínimos necesario que tendrás que hacer y de dónde obtendrás los recursos para hacerlos.