Seleccionar página

Las relaciones a distancia no son fáciles, requieren un compromiso fuerte y mucha dedicación, y los dos tienen que estar motivados para que realmente funcione. Sin embargo, y por complicado que pueda ser no tener a la pareja cuando se necesita, una relación a distancia tiene aspectos positivos que pueden hacer que valga la pena intentarlo.

amor lejos 1

Mejor comunicación

Aunque parezca mentira, las parejas que llevan una relación a distancia tienden a estar más pendientes y comunicarse más seguido. Ese contacto constante hace que los lazos se vuelvan más fuertes. La tecnología ha permitido, además, que las parejas puedan verse a diario a pesar de estar lejos y eso ayuda a que el impacto de la distancia no sea tan grave.

Interacciones significativas

Las parejas que viven cerca o que conviven tienen tanto tiempo juntos que comienzan a pelearse por diferentes motivos. Y las peleas, por más que sean tontas, tienden a desgastar la relación. En el caso de las parejas a distancia, su tiempo juntos es limitado y por eso tratan de aprovecharlo al máximo, evitando las peleas, disfrutando del otro y tratando de pasar momentos increíbles.

amor lejos 2

Más aprecio

Cuando estamos en una relación con alguien que vive lejos, es normal que reservemos la fecha en la que vamos a vernos y tratemos de dedicarle el mayor tiempo posible. Esto significa dejar atrás la rutina diaria y las tareas y buscar nuevas formas de divertirse, conocer nuevos lugares y pasar mejores momentos. Pero no solo se trata de que uno disfruta más el tiempo en pareja sino que además la distancia permite a uno saber cuánto queremos a la otra persona y evitamos tomarlo por sentado. Eso hace que valoremos más la relación y hagamos un esfuerzo más grande para que funcione.

Un compromiso más grande 

Las parejas a distancia son más tolerantes, aceptan mejor el comportamiento del otro y buscan conocer bien al otro en vez de compartir información. Si bien hay dificultades en la relación a distancia, como el hecho de pasar las noches solos o necesitar a la otra persona y no poder contactarla, las parejas a distancia suelen tener un compromiso mayor que las parejas que tienen una relación en la misma ciudad. Esto se debe a que el esfuerzo y las ganas de que la relación funcione son más fuertes que los problemas que puedan surgir por la distancia.