Seleccionar página

Lo que queremos o necesitamos parece contradecirse a sí mismo. Esto puede ser visto especialmente cuando ponemos atención a las personas con las que salimos.

chico malo 3

Salimos con un cierto tipo de persona hasta que decidimos que ya no nos interesa ese tipo de hombres o mujeres. Luego, nos vamos al extremo opuesto, convenciéndonos de que estamos probando para ver cómo es y comprendiendo qué es lo que buscamos en una pareja; sin embargo, estas necesidades que parecen ser contradictorias no lo son realmente.

Toda mujer se siente atraída por lo que conocemos comúnmente como “el chico malo” en algún punto de su vida. Todas las mujeres también decidirán, inevitablemente, que prefieren estar con un “chico bueno”.

Si bien la mayoría de los hombres están más cerca de un extremo que del otro, es posible encontrar tipos que tienen las características tanto del chico malo como del bueno.

De hecho, eso es lo que todas las mujeres buscan aun sin darse cuenta: Todas las mujeres quieren un chico malo que a la vez sea un chico bueno, pero ¿qué hace que uno se termine relacionando con un “chico malo”?

chico malo 1

Queremos “arreglarlos”

Algunas mujeres provienen de hogares disfuncionales en donde el padre no estuvo presente física y emocionalmente. Esta especie de “divorcio” de una hija de su padre, puede afectarla psicológicamente y por ende, la mujer tiende a recrear la misma relación distante en su propia vida en un intento de ” arreglar” la distancia emocional que esa ocasión le produjo.

Buscamos a alguien más “familiar”

Todo el mundo se siente atraído por los tipos de personalidad que le son familiares aunque éstos no sean positivos. Eso significa que las mujeres que tienen un padre del tipo “chico malo” se van a sentir atraídas por esos mismos rasgos emocionales al momento de buscar una pareja.

Queremos algo totalmente “nuevo”

Hay mujeres que buscan una nueva aventura, por lo que prueban a salir con hombres completamente opuestos a lo que quieren en una pareja, pero a menudo, las chicas que eligen una relación de este tipo no caen en la cuenta del riesgo que implica esa aventura que con el paso del tiempo será cada vez más destructiva y estresante.

chico malo 4

Queremos “salvarlo”

La última razón que impulsa a varias mujeres a entablar este tipo de relaciones es por la finalidad que tienen de rescatarlos o salvarlos, pero a menos que el hombre quiera cambiar y reconozca que tiene un problema, será imposible para una mujer hacer cambiar al chico malo y por consiguiente, mantener una relación sana con él.