Seleccionar página

Los síntomas físicos que hacen pensar a una persona que padece alguna enfermedad cuando en realidad no la tiene es un trastorno mental que afecta a cuatro y hasta nueve por ciento de la población.

hipocondria
Sin embargo, este problema puede derivar en que el paciente desarrolle patologías reales que afecten su estado de salud.

La hipocondría se caracteriza porque el paciente cree que tiene una enfermedad grave y, a pesar de que el médico afirme por medio de análisis clínicos que no existe tal patología, el sujeto continúa con la convicción de que la padece.

Hay múltiples causas que desencadenan el trastorno hipocondríaco, entre ellas que el paciente en su niñez haya tenido contacto con personas que padecían enfermedades crónicas, que las haya visto fallecer o que lo sobreprotegieran durante esa etapa.

Aunque una característica en algunos pacientes es el antecedente de maltrato físico o sexual, eso no significa que todos los hipocondríacos lo hayan padecido.

La primera acción que se debe tomar con un paciente hipocondríaco es descartar otras patologías físicas o psicológicas, para no abusar del diagnóstico, brindar las herramientas que le ayuden a vivir con el malestar que está experimentando y llevar una vida productiva.