Seleccionar página

¿Estás soltero y te sientes mal por eso? Aunque es totalmente respetable este sufrimiento, hay que saber que podemos cambiar ese estado para estar mejor; de lo contrario, sólo conseguiremos tener actitudes que alejen aún más a potenciales parejas.

solteros felices 3

Como en casi todo los temas, existen mitos y creencias y la soltería no escapa a estos esterotipos, por lo que el no tener una pareja se asocia con un sentimiento de soledad, pero esto no es realidad. El amor puede darse de muchas formas y no sólo a través de una pareja estable.

Antes que nada, hay que cambiar el chip y si pensamos que no somos atractivos, lo más seguro es que lo proyectemos, así que a desterrar esos pensamientos y a sacarse partido. Un cambio de actitud puede ayudar a tener suerte en el amor, pero la solución no es esperar a toda costa que llegue el príncipe azul o la princesa que espera ser rescatada y así, poder tener una relación romántica. El secreto es disfrutar de la soltería mientras dure, saber vivir con nosotros mismos y ser feliz cada día.

Hay que vivir el presente. Si nos estancamos en el pasado o en estado de sufrimiento por no encontrar el amor verdadero, se nos olvida lo más importante que es vivir el aquí y el ahora. La vida consiste en disfrutarla y a fluir con lo que nos vaya ocurriendo diariamente, por lo que hay que olvidar los miedos al futuro que tanto nos angustia.

solteros felices 1

En este mundo nadie es mejor que nadie porque todos tenemos una personalidad que nos hace únicos e irrepetibles, así que jamás nos debemos comparar con los demás. Si nuestros amigos tienen pareja y nosotros estamos solteros, no comparemos nuestras vidas con las de ellos porque cada una tendrá un estilo diferente y nosotros debemos encontrar nuestra propia felicidad.

Con todos estos puntos, estaremos convirtiéndonos en solteros de oro. Para ello, debemos sincerarnos, porque una vez que nos demos cuenta de lo que realmente nos ocurre, podremos cambiar las cosas para estar bien y poder ser felices con nuestra soltería.