Seleccionar página

Parece mentira que aún hoy cometamos errores en cuestiones tan sencillas como la de ser felices. Las relaciones con otras personas, la autovaloración y la propia felicidad son aspectos tan importantes en la vida de una persona, que resulta difícil creer que las dejamos pasar o no les prestamos la debida atención.

claves felicidad 2

Pero la vida se trata de eso, de un aprender constante, acierto tras acierto y error después de error. Pero para que no se nos sigan pasando por alto, aquí te dejamos algunas de las lecciones sobre la vida que aún no hemos aprendido:

– Aceptar a las personas como son: Una persona es como es, y muchas veces no la aceptamos tal cual es. Cambiar a alguien es prácticamente imposible, y si buscas que sea otra persona para hacerla similar a ti, pues te enfrentas a un gran fracaso.

– Ser feliz para ti puede no ser lo mismo para otros: Lo que te hace feliz y funciona bien para ti y tu vida, no tiene por qué ser igual para los otros. No posees la verdad absoluta como para juzgar sobre las decisiones tomadas en la vida de los demás.

– No compres ropa de un tamaño más pequeño: Existe una tendencia en las mujeres de comprar ropa una o dos tallas más pequeña de lo que realmente deberían usar como un incentivo para bajar de peso. Nada de eso, corres el riesgo de no poder usarla nunca porque resulta incómodo.

claves felicidad 3

– No envidiar los éxitos de otros: La envidia, así como el remordimiento, son sentimientos o estados que no hacen bien. Envidiar a las personas que tienen más éxito que tú no te llevará a nada bueno, así que dedica tu energía a alcanzar tus propias metas.

– Fomenta tu autoestima: Es muy importante alimentar la autoestima. Trata de hacerlo, es uno de los mayores regalos que te dio la vida.

– Eres el responsable de lo que ocurre en tu vida: Si en tu vida has perdido cosas como el trabajo, amigos, relaciones importantes o la comunicación con el resto, ¿has pensado si tú eres la raíz del problema?

La vida se trata de ser feliz, y para conseguirlo, tenemos que aprender estas lecciones de vida y muchas cosas más. Mientras tanto, hay que levantarse todos los días con esta convicción y utilizar nuestra alegría como arma de seducción.