Seleccionar página

Seguro que a la hora de entrenar solemos casi siempre centrarnos en los mismos ejercicios con máquinas en los que apenas dejamos lugar a la imaginación y mucho menos a la libertad del cuerpo para su movimiento y a manejar los pesos libres.

pesos libres 2

Normalmente los pesos libres no son tan utilizados en los entrenamientos, ya que requieren de un cierto control del cuerpo y de los diferentes movimientos a la hora de realizar ejercicios. A pesar de todo, veamos algunas de las ventajas que nos traerá consigo inclinarnos por los pesos libres para entrenar.

Antes de nada es necesario que sepamos a ciencia cierta lo que se considera peso libre. Podemos catalogar dentro de esta denominación todas las mancuernas, pesas rusas, balones medicinales, es decir, todo peso que nos permita libertad de movimientos a la hora de ejecutar un ejercicio y no nos someta a un recorrido controlado, como sucede con las máquinas de entrenamiento.

pesos libres 3

Como beneficio hay que destacar que esta libertad de movimiento es lo que nos hará trabajar mucho mejor los grupos musculares en los que vamos a incidir, ya que al realizar un movimiento más natural conseguiremos trabajar muchas más partes de los músculos que con una máquina, por lo que el entrenamiento será mucho más completo y efectivo.

Los ejercicios acabarán resultándonos mucho más sencillos debido a que los movimientos serán mucho más similares a los que realizamos de manera natural con el cuerpo. Pero esto también requiere un gran control del cuerpo y sus movimientos, ya que el riesgo de lesión aumenta si no llevamos a cabo bien los ejercicios. Por ello siempre decimos que el entrenamiento con pesos libres es apto para personas con una base previa, pues es necesario tener algunas nociones sobre nuestro cuerpo y un gran control sobre el mismo.

pesos libres 4

Hay que tener en cuenta que el entrenamiento con pesos libres es también una buena manera de trabajar el equilibrio, ya que muchas veces debemos realizar determinadas posturas que requieren de un perfecto equilibrio. Si a esto le añadimos la carga, que no es lo habitual del organismo, deberemos agudizar el equilibrio y controlar mucho más el cuerpo. A esto hay que sumarle la concentración que requiere y el control mental para ejecutar a la perfección el ejercicio. Por ello es que también este tipo de entrenamiento es muy beneficioso para el cerebro y sobre todo para ponerlo a trabajar.

No hay que olvidar que a pesar de ser una muy buena manera de trabajar partes del cuerpo que de otro modo apenas tocaríamos, el riesgo de lesión es mayor, por lo que es necesario controlar a la perfección este tipo de entrenamiento. Lo ideal es combinar sesiones de entrenamiento con peso libre con otras en las que las máquinas sean la estrella, ya que también son muy beneficiosas.