Seleccionar página

Si quieres probar otra clase colectiva en el gimnasio como el Pilates, te decimos cuáles son los cinco puntos clave que debes conocer antes de entrar a tu primera clase.

pilates 3

Para asistir a tu primera clase de Pilates solamente necesitas ropa cómoda y una colchoneta. Hay gente que utiliza calcetines antideslizantes para manejarse mejor en el suelo, pero hay quienes prefieren trabajar descalzos. Ármate de paciencia porque los primeros días serán duros, aunque los resultados merecen la pena:

– Ten en claro desde el principio: Pilates no es relajación. Antes de entrar a tu primera clase mentalízate de que una sesión de Pilates es exigente a nivel físico y mental.

– En Pilates trabajarás la fuerza muscular; sobre todo de la zona del core, que es la sección media de nuestro cuerpo, englobando toda la faja abdominal y musculatura profunda del abdomen, pero también de tus extremidades.

– Aprenderás a conocer y controlar tu propio cuerpo. Muchas veces, cuando estás en el gimnasio te invaden pensamientos como el de no poder hacer determinado movimiento o que no vas a poder levantar tanto peso, y entre más lo piensas, es muy posible que efectivamente, no lo hagas. En Pilates aprenderás a disociar movimientos y a trabajar cadenas musculares, pero sobre todo, a quitarte esos pensamientos que no te permiten avanzar.

pilates 1

– Aprenderás a realizar una respiración consciente. El control de la respiración es uno de los seis principios en los que se basa el método Pilates. La respiración intercostal, diafragmática y consciente es básica a la hora de realizar cada uno de los ejercicios y progresarlos, y debe estar coordinada con ellos. Esto te servirá en tu día a día y en otras prácticas deportivas.

– Mejorarás tu postura. La alineación corporal antes de comenzar cualquier movimiento es muy importante al trabajar con Pilates. Deberás asegurarte de que tu cintura escapular y tu cintura pélvica se encuentran alineadas antes de empezar a moverte.