Seleccionar página

Seguro que todos nosotros hemos oído infinidad de veces hablar sobre el cuerpo perfecto o el “cuerpo de 10”, que todas las personas amantes del fitness y el culturismo buscan sin parar, una perfección que su mente les propone como tal.

cuerpo perfecto 2

El cuerpo perfecto es, sin duda, algo que la sociedad actual marca día tras día; la televisión nos bombardea sin cesar con anuncios de productos adelgazantes o nos promete un cuerpo ideal con máquinas inverosímiles que cada día son diferentes, pero los resultados son siempre espectaculares, o blogs de internet donde nos venden trucos y secretos para conseguir ese cuerpo que tanto deseamos.

Pero, ¿el cuerpo perfecto existe? En realidad, no, y ésta es la única respuesta verdadera a esta pregunta que tanto nos hacemos los amantes de los cuerpos esbeltos, atléticos, sanos y en forma. Y lo decimos de una forma tan tajante porque la perfección no existe en nada ni en nadie.

La forma perfecta es un estado mental, es decir, cada persona tiene en su mente cuál es para ella un cuerpo perfecto, pero es tan subjetivo que aunque pudiera plasmar su ideal de cuerpo no sería un estándar para el resto de la sociedad sino simplemente para su persona, y no hay nadie capaz de marcar las pautas de la perfección.

cuerpo perfecto 4

Existen infinidad de encuestas en las que se preguntan qué es lo que debe tener un hombre o una mujer para tener un cuerpo perfecto, y cada persona elige su grupo, piernas y abdomen, pectoral y hombros, piernas robustas… Hay tantas combinaciones.

Realmente lo que existe es un cuerpo ideal pero dentro de la constitución ósea de cada persona, ya que ésta no se puede variar, y por mucho que entrenemos o nos cuidemos, la genética forma parte del juego en busca de algo que en realidad no existe, o en aproximarse siquiera a algo que la sociedad nos marca.

La obsesión por la perfección nos está llevando a una sociedad con epidemia de bulimia y anorexia, donde personas normales usan esteroides y anabolizantes sin control; algunos con el fin de acercarse a algo que incluso su genética les va a impedir, pero la aceptación de ser referente social les hace caer en estos desórdenes mentales sin fundamento alguno.

cuerpo perfecto 3

Ahora que tenemos claro que no existe el cuerpo perfecto, lo que sí existe es la posibilidad de mejorar tu cuerpo, sin obsesiones ni obligaciones; simplemente buscar un cuerpo con un buen estado de forma, tonificado, sin mucha grasa, equilibrado, ágil y flexible, con el cual nuestra calidad de vida mejore no solo hoy, sino en un futuro y el máximo tiempo posible.