Seleccionar página

Cualquier jefe que ha decidido poner a prueba sus habilidades con trabajo a distancia confía mucho en su liderazgo. Aunque hay que tener en cuenta que las habilidades tradicionales no siempre se adaptan a este tipo de entorno.

jefe distancia 1

Hay tres habilidades que cada jefe a distancia necesita para ser eficaz:

Ser un buen escritor

Cuando los miembros del equipo están trabajando de forma remota, la mayor parte de la comunicación se da por escrito. Los líderes remotos tienen que aprender a escribir rápido y con claridad. Al hacerlo se reducen las confusiones. Otra forma de evitarlo es con videollamadas para fomentar las discusiones activas, en lugar de debatir un tema en más de 20 mensajes de correo electrónico. Un equipo remoto debe incluir una agenda para las reuniones telefónicas o videollamadas.

Ser fácil de contactar

La soledad es una gran amenaza para la salud de un equipo remoto. Los líderes remotos tienen que hacer un gran esfuerzo para llegar a cada empleado. Se tiene que tomar la iniciativa y alentar a los empleados a estar en contacto. Todo fluye mejor cuando los empleados se dan cuenta que pueden atender sus dudas o necesidades en todo momento.

jefe distancia 2

Aprender a establecer metas claras

Los equipos remotos pueden ser significativamente más productivos que los de oficina. Los equipos tradicionales pueden conformarse con jornadas laborales de 40 horas a la semana sin fijarse cuánto se trabaja realmente. En contraste, los líderes remotos tienen que medir la productividad con objetivos sensibles al tiempo. La libertad de trabajo a distancia también conlleva una gran responsabilidad, con objetivos medibles de cada uno de los miembros de un equipo.

Aprender a ser un buen jefe a distancia no sucede de la noche a la mañana, pero siendo un buen escritor, fácil de encontrar y con metas claras serás más efectivo.