Seleccionar página

Muchas veces nos pasa que decimos la clásica frase “¡cómo no se me ocurrió a mí!”. En general, esto se debe a que se cree que idear un negocio es cosa fácil; que sólo basta el ingenio, un planteamiento atractivo y vistoso, y listo. No obstante, las ideas de negocio son como el vino: requieren madurar para lograr la aceptación de los clientes.

idea negocio 1

Según los expertos, una idea de negocio se distingue porque aparece planteada como hipótesis y es una posible solución que impactará la vida de las personas, así como a la economía de un sector, región o país, pero fundamentalmente, significa que alguien estará dispuesto a pagar por ella de modo consistente y constante.

La eficacia de la idea, entendida como producto o servicio que el emprendedor desea ofrecer al mercado, se caracteriza por tomar en cuenta tendencias y tecnologías existentes para introducirse en un sector. La solución que pretendemos ofrecer debe ser congruente con nuestro estilo de vida y con la manera en la que éste va a incidir en un mercado concreto.

Toda idea de negocio tiene como primicia que el cliente pague por ella. Esta es una prueba irrefutable de que tu hipótesis es viable y va a funcionar. Y es que hay que salir a la calle, escuchar al mercado y estar atentos a los cambios que se presentan en el ecosistema emprendedor diariamente.

emprendedor vs negocio 2

Detrás de toda gran idea de negocio se encuentra la observación y el estudio de un modo de funcionar del mercado. Es importante que al momento de formular una hipótesis como una solución, consideres qué tipo de idea piensas desarrollar. Existen fundamentalmente tres tipos de ideas de negocio:

Idea de alto impacto

Como su nombre lo indica, son aquellas ideas pensadas para generar cambios sociales o ambientales a gran escala y que eventualmente representan un factor clave en la macroeconomía de un país o, incluso, a escala mundial.

Idea de producto

Son esas ideas donde lo que piensas fabricar es una solución práctica por sí misma para el consumidor, que no siempre coincide con el usuario final ideal. Aquí los productos se caracterizan por ser únicos en su clase y, aunque repetibles, difíciles de igualar en la anticipación a una problemática.

finanzas emprendedores 2

Idea de servicio

El valor agregado de este tipo de ideas se centra en dar una asistencia y atención directa a un problema mediante metodologías específicas aplicables por el factor humano o bien, por medio de tecnologías inteligentes. Este tipo de ideas son valiosas porque, sin llegar a ser de alto impacto, generan valores como el de comunidad.

Reconocer de dónde nace la idea y hacia dónde se dirige es fundamental para determinar los beneficios que conseguirán tanto tú como el sector de la comunidad para la cual debiera estar destinada.

La diferencia entre una idea que sólo da soluciones sin monetizarlas y una idea de negocios, consiste en que la segunda anticipa un mecanismo para generar riqueza y garantizar su sostenibilidad a lo largo del tiempo.